La paciencia recompensa a Riqui Puig

El canterano culé es una pieza importante para Quique Setién en su nuevo Barça

La paciencia recompensa a Riqui Puig "Foto: MD" La paciencia recompensa a Riqui Puig "Foto: MD"

La espera y la toma de decisiones desde la calma más sosegada es algo que no está muy de moda en el fútbol actual. La figura del representante ha hecho que prime aún más el interés económico y las cantidades de dinero que se perciben por encima de otras cuestiones personales y deportivas que podrían favorecer a otros intereses del jugador. En otras palabras, es extraño lo que ha sucedido con Riqui Puig en esta primera mitad de la temporada. No tiene sentido a priori rechazar una serie de cesiones y quedarte en un club donde no tienes minutos, sin embargo ahora, la fortuna le sonríe y su futuro puede estar tintado de muchas alegrías blaugranas bajo las órdenes de Quique Setién.

La salida lógica de Riqui Puig habría sido la cesión, la misma que tomó Carles Aleñá, sin embargo casi nadie podría esperar este vuelco en la dirección del equipo, en el banquillo del primer plantel culé y en el estilo de juego del equipo. Ahora, la decisión que para todo el mundo parecía ilógica puede llevarle a triunfar en el equipo de su vida, en uno de los mejores clubes del mundo, en su Barça.

A Quique Setién le gustan los jugones, y sobre todo le gusta que los jugones sonrían. En su primer encuentro ya vimos una declaración de intenciones regalando al canterano una gran parte de juego de la segunda mitad. De hecho, Riqui acabó robando el balón que acabó dentro de la portería y que dio la victoria a su equipo. La paciencia puede haber sido la clave del éxito de un jugador tan especial como Riqui Puig.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes