Análisis: Kim Min-jae, la nueva perla asiática

El central surcoreano ha llamado la atención de varios equipos de Europa

"Análisis: Kim Min-jae, la nueva perla asiática. Foto: Getty Images" "Análisis: Kim Min-jae, la nueva perla asiática. Foto: Getty Images"

El fútbol en China está viviendo una etapa de K.O. técnico. El balón aún no ha echado a rodar en la Superliga China, lo que ha provocado que todos los jugadores del campeonato estén acusando un período de inactividad. Eso ha hecho que varios clubes de todo el mundo hayan fijado su atención en la situación de algunas de las estrellas de la liga. Uno de ellos no es otro que el central del Beijing Guoan, Kim Min-jae. Un central coreano sobre el que han preguntado grandes equipos de toda Europa.

En caso de salir, Kim Min-jae se tendrá que decidir entre equipos como el Arsenal, el Everton, el RB Leipzig, la Lazio o el Oporto. Grandes clubes del ‘Viejo Continente’ que ya tienen el nombre del defensa de Corea del Sur apuntado en su agenda. Pero ¿realmente es tan bueno Kim Min-jae, como para dar el salto de China a Europa? Lo comprobamos.

A sus 23 años, este surcoreano nacido en la localidad de Tongyeong, se ha erigido como uno de los centrales con mayor proyección de toda la Superliga China. Formado en el Jeonbuk Motors de su país natal, Kim Min-jae fue fichado por el Beijing Guoan, previo pago de unos 5 millones de euros. Una inversión importante y, sobre todo, arriesgada, para un futbolista que ocuparía una plaza de extranjero.

La temporada pasada, las restricciones del campeonato chino impedían jugar a los clubes con más de tres foráneos a la vez en el campo, lo que obligaba al central surcoreano a disputarse un puesto con los Bakambu, Jonathan Viera y Renato Augusto. A pesar de ello, junto a la lesión de Viera – cuya ficha fue reemplazada por el medio centro brasileño Fernando –, Kim Min-jae se convirtió en un fijo tanto para Roger Schmidt como para Bruno Génésio.

Potente por alto – mide 1,90 cm – y contundente al choque, el central surcoreano fue clave para que el Guoan se convirtiera en el segundo equipo menos goleado de la competición. En total, disputó 34 partidos oficiales: 26 de los 30 de la Superliga, seis de Champions Asiática y dos de la Copa China.

Acabó la temporada sin anotar un solo gol, pero su hegemonía en el eje de la zaga hizo que su equipo peleara hasta el final el título de liga contra Guangzhou Evergrande y Shanghai SIPG. Todo un seguro de vida que estuvo a punto hace tan solo unas semanas, de marcharse cedido al Jeonbuk Motors, como consecuencia del parón. A priori, 15 millones de euros serían suficientes para dejarle salir. Una cifra asequible e irrisoria, para uno de los centrales con mayor futuro de toda Asia.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Barcelona y Bayern Munich jugarán mañana viernes su partido correspondiente a los Cuartos de final de la Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes