Así juega el Manchester United, rival del Villarreal en la final de la Europa League

Analizamos en claves el funcionamiento colectivo del conjunto de Ole Gunnar Solskjaer, uno de los mejores equipos de Inglaterra en los últimos años.

Así juega el Manchester United, rival del Villarreal en la final de la Europa League Así juega el Manchester United, rival del Villarreal en la final de la Europa League

El Villarreal enfrentará al Manchester United en la final de la UEFA Europa League, en uno de los partidos más importantes de la historia del Submarino Amarillo con la oportunidad de poder clasificar a la próxima edición de la UEFA Champions League. Un partido que parece desnivelado debido a la diferencia que existe a nivel de calidad individual entre ambos equipos, pero que podría igualarse a la hora de hablar del funcionamiento colectivo de ambos.

Los Red Devils llegan a la final después de cerrar la temporada en el segundo lugar de la tabla en la Premier League y con sensaciones muy positivas debido al gran rendimiento que ha mostrado el equipo en el último tramo de la temporada, pese a que no competía por nada importante a nivel local.

El conjunto de Ole Gunnar Solskjaer fue uno de los mejores equipos de Inglaterra durante toda la temporada, con 27 jornadas entre los cuatro primeros de la tabla y manteniéndose en el segundo lugar por 19 jornadas consecutivas, solo por detrás del Manchester City de Pep Guardiola. Un dato que no es menor y que valora la continuidad que ha tenido el equipo durante toda la temporada.

Pero, más allá de los números de la última temporada, es necesario poner la lupa en el funcionamiento colectivo del Manchester United y desglosar las claves que lo han llevado a disputar la final de la UEFA Europa League.

Así juega el Manchester United, rival del Villarreal en la final de la UEFA Europa League

-4-2-3-1

El sistema inamovible de Ole Gunnar Solskjaer. El entrenador noruego ha confeccionado un equipo sólido con una estructura que no se descompensa ante la pérdida de la pelota, teniendo en cuenta que no tiene defensores que destaquen a la hora de defender a campo abierto.

El plan de Solskjaer se basa en un equipo que busca proponer con la pelota, pero que destaca por su capacidad para hacer daño en transiciones aprovechando la velocidad y autosuficiencia de sus atacantes a la hora de moverse con espacios en campo rival.

Luke Shaw, el generador de juego por banda izquierda

El lateral inglés ha firmado una campaña sensacional en la Premier League. Se ha consolidado como uno de los constructores de juego del equipo desde la banda izquierda, con libertad para subir (aprovechando que Aaron Wan-Bissaka es un perfil más defensivo en la derecha y la presencia de Pogba O Rashford pisando carriles interiores) y hacer daño con su pegada.

No lo pueden dejar solo en ningún momento del partido. Y mucho menos en campo rival.

-Fred y McTominay como base de la pirámide:

Pese a que Paul Pogba comenzó a jugar en esa zona, y ahora lo hace como mediocampista ofensivo por izquierda, el Manchester United ha encontrado el equilibrio con Fred y Scott McTominay en el doble pivote, teniendo en cuenta que ambos destacan por sus cualidades defensivas y llegada desde segunda línea para hacer daño en campo rival.

El gran rendimiento del brasileño y el escoses ha obligado a Solskjaer a colocar a Pogba más adelantado, donde el francés ha rendido a un nivel muy alto y le ha ofrecido variantes en ataque posicional, uno de los principales “debes” del equipo a comienzo de temporada. Una primera línea de volantes muy sólida y complicada de superar.

-Bruno Fernandes, el centro del universo

El mejor jugador del equipo y el responsable del crecimiento en las últimas temporadas. El portugués es el centro del sistema y la pieza que le ofrece ese plus a un equipo que no toma muchos riesgos con la pelota.

Bruno Fernandes se mueve por toda la cancha con el objetivo de participar en el inicio de la jugada y en el último pase. Un futbolista completo, pero que también compite como uno de los mejores del mundo. Es muy complicado neutralizarle, tanto en ataque posicional como en las transiciones.

-Correr, correr y correr

El Manchester United es el equipo de Europa que mejor ataca en transiciones. Marcus Rashford, Mason Greenwood, Edinson Cavani y Daniel James son piezas que hacen mucho daño con espacios. Si consiguen recuperar la pelota en campo propio, con el rival atacando, es casi seguro que la jugada terminará en gol.

Además de sus atacantes, tenemos que destacar que Bruno Fernandes y Paul Pogba son lanzadores de primer nivel mundial, por lo que pueden activar contragolpes con mucha facilidad.

-Bloque medio sin la pelota

Sin la pelota es un equipo que alterna entre la presión y el bloque medio, teniendo en cuenta que tampoco toma muchos riesgos a la hora de buscar recuperar en campo rival. La presencia del doble pivote antes mencionado, más el apoyo de los extremos en el retroceso, convierte al Manchester United en una estructura muy complicada de superar. Fue el tercer equipo que menos goles recibió en la Premier League.

La postura defensiva del equipo viene de la mano con los perfiles que tiene en la zaga, que son más determinantes defendiendo dentro del área que a la hora de hacerlo a campo abierto. Si están bien protegidos, pueden firmar partidos impresionantes.

-La baja sensible de Maguire

Uno de los golpes más fuertes de cara a la final. Maguire es el mejor central del equipo y su ausencia baja de manera considerable las prestaciones defensivas del equipo en general. No tiene un reemplazante de su nivel y eso obligaría a Lindelöf a convertirse en el líder de la zaga, donde no ha rendido al nivel esperado.

Últimas noticias

Comentarios recientes