El ataque de cordura de Unai Emery

El fichaje de Draxler evidencia el cambio de mentalidad del técnico vasco

Unai Emery Unai Emery

Unai Emery y el Paris Saint-Germain demostraron ayer haber llegado a un acuerdo. Se acabaron los experimentos del extécnico del Sevilla, se acabó apostar por buenos jugadores todavía no consagrados. Ha comenzado la era del todopoderoso club galo, la era de los fichajes galácticos a precios desorbitados. Con el anuncio de la llegada de Julian Draxler ha empezado todo.

El entrenador vasco creyó durante el verano que debía liderar al PSG como Monchi le había enseñado a gestionar las operaciones hispalenses. Es decir, confiar en jugadores secundarios para sacarles el máximo rendimiento. Apostó por Krychowiak, Meunier, Jesé y Ben Arfa, entre otros. Buenos futbolistas, sí; con experiencia en clubes de nivel, también; sin embargo, todavía lejos de ser estrellas con capacidad de marcar diferencias. Y todo ello, a la vez que se marchaban futbolistas consagrados, -aunque no del gusto de todos-, como David Luiz o Zlatan Ibrahimovic.

Sin embargo, el fichaje de Draxler lo cambia todo. Los casi 45 millones que ha pagado el club parisino por un crack que estuvo en las agendas de equipos como el Madrid o el City demuestran que, ante el cómo ha ido la primera mitad de temporada, el PSG ha dicho basta y ha decidido ir a lo fácil y a lo seguro. ¿Que tenemos dinero? Pues gastémoslo y hagámonos con lo mejor del mercado. Y ya han comenzado a hacerlo.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes