Borja Iglesias desvela cuándo y por qué decidió dejar el Celta

El delantero del Espanyol ha confesado que echó en falta "algo más de cariño"

Iglesias, durante un entrenamiento (RCD Espanyol) Iglesias, durante un entrenamiento (RCD Espanyol)

Borja Iglesias se había ganado a pulso quedarse en el Celta de Vigo. Tras una gran cesión en el Zaragoza, el ariete gallego había hecho méritos suficientes para ser importante en el cuadro gallego. El conjunto de Balaídos así se lo hizo saber: contaba con él. La oferta, sin embargo, ‘decepcionó’ mucho al actual jugador del RCD Espanyol.

“La oferta de renovación del Celta era ridícula comparándola con el mercado actual. Después intentaron mejorar las condiciones, pero mi decisión ya no estaba tomada únicamente por lo económico”, ha confesado en ‘Radio Galega’. “Eché de menos algo más de cariño por parte de los dirigentes”, ha añadido.

“En ningún momento pensé que salir del Celta fuera un error. Era una decisión que tenía tomada porque era el momento de encarar un proyecto nuevo, en el que se confiara en mí. Cuando salí del Zaragoza, mi intención ya no era volver al Celta”, ha continuado. “Decían que me querían renovar, pero el entrenador no me llamó en ningún momento para estar en el equipo. Tampoco desde la dirección deportiva me llamaron”, ha zanjado Iglesias, dejando claro cuándo y por qué decidió que no iba a quedarse en Vigo.

Últimas noticias

Comentarios recientes