La cabezonería incomprensible de Mariano Díaz

Su salida al Benfica se enquista y podría pasar otra temporada calentando banquillo

Mariano, ¿otro año en blanco? Mariano, ¿otro año en blanco?

Mariano Díaz no da facilidades para salir del Real Madrid. Puede brillar lejos del Bernabéu como demostró en Lyon, pero sigue empeñado en una misión imposible como es la de convencer a Zinedine Zidane, que apenas ha contado con él desde que volvió al banquillo madridista.

Han sido dos temporadas casi en banco para el ariete. Y dicen que no hay dos sin tres. Mientras su caché se desploma sin minutos, el jugador ve pasar temporadas de su plenitud sin rendir en el campo. Su salida al Benfica parecía encarrilada, pero en las últimas horas las negociaciones se han roto y el jugador ha informado que su postura es la de permanecer en el Madrid pese a no entrar en los planes de Zidane.

La temporada es muy larga y un resfriado de Benzemá puede cambiarlo todo, pero no parece que el canterano vaya a tener mucho más que minutos residuales en el Madrid de Zidane. En el pasado ha descartado salidas a clubes importantes que le ofrecían minutos, en una postura cabezota que empieza a quedarse sin justificación.

Se trata de un delantero con olfato, gol y remate. Posee un gran salto, tiene instinto y pegada. Cualidades que servirían en muchos equipos europeos, pero cuanto más tarde en salir del Bernabéu, más le costará recuperar el estatus que se ganó durante su etapa en Francia, que le valió para una segunda oportunidad en el club de su vida.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

PSG y Manchester United debutarán mañana en la nueva edición de la UEFA Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes