Cuatro selecciones inolvidables en mundiales y eurocopas

Tenían gran talento pero han pasado al olvido

La Croacia de Francia 98, una de las míticas La Croacia de Francia 98, una de las míticas

Este parón futbolístico es ideal para echar la vista al pasado y recuperar algunas selecciones nacionales que tenían un gran combinado pero que no se recuerdan tanto como otras. Vamos con cuatro de ellas que sorprenderán por el gran cartel de futbolistas en sus filas, empezando por la República Checa 2004, que mezcló un gran arsenal de talento en todas sus líneas.

Se vieron apeados por Grecia de aquella extraña eurocopa cuando acariciaban la final, pero repasando nombres, era un auténtico equipazo pese a no tener gran continuidad en el tiempo. Petr Cech lideraba desde la portería y Pavel Nedved daba sentido a todo. Rosicky siempre ha rendido en citas por selecciones y por aquel entonces apuntaba a auténtico crack, con Milan Baros en punta, delantero seguramente olvidado por muchos. Ujfalusi, Koller, Jankulovsky, Grygera o Galasek terminaban de dar lustre a una de las mejores República Checa que se recuerdan.

Otra selección algo random fue la Turquía de 2002 que se coronó tercera del mundo en Japón y Corea. Aquel combinado otomano con Rustu bajo palos y Hakan Sukur en punta. Basturk y Belozoglu ponían la calidad, siendo únicamente parados en semifinales por Brasil, que poco después se convertiría en pentacampeona del Mundo.

Del Mundial de Francia (1998) se recuerdan las selecciones de Holanda y Croacia. Ambas han tenido éxito posteriormente (finalistas en los dos últimos mundiales) pero no han calado tanto en la memoria del aficionado como la generación que compitió en Francia. En croacia recordamos nombres como Robert Jarni, Igor Tudor, Zvonimir Boban, Robert Prosinecki o Davor Suker. En Holanda es imposible olvidarnos de los Van del Sar, Reiziger, Stam, De Boer, Seedorf, Cocú, Zenden, Davids, Bergkamp, Kluivert, Overmars o Hasselbaink.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes