Diez jugadores del Barça que no queremos recordar

OPINIÓN - Son muchos los errores que ha cometido el equipo catalán, aquí os dejamos diez bien gordos

Diez jugadores del barça que no queremos recordar / LAvanguardia.com Diez jugadores del barça que no queremos recordar / LAvanguardia.com

El Barcelona es uno de los mejores equipos del planeta actualmente pero también ha pasado por muchas temporadas oscuras en los que nos dejó muchos de los peores fichajes que se recuerdan en la historia del club. Desde Fichajes.net hemos querido destacar diez futbolistas y lo cierto es que he parado querido parar para no hacer un tema com un Top 50 por que vaya perlitas han pasado por el Camp Nou, sobre todo en la etapa donde el gran Joan Gaspart fue presidente... (y nos quejamos de Bartomeu...)

Fábio Rochemback: En enero de 2001 llegaba este centrocampista brasileño quien apenas tenía 18 años y apuntaba buenas maneras... menudo atraco le pegó Internacional al equipo azulgrana sacándole unos 9 millones de euros por un futbolista que casi ni sabía pegarle a la pelota con el pie. Tras salir del Camp Nou tuvo una travesía por los desiertos que terminaría en el Dalian Professional de la Super liga de China, retirándose en 2014, vaya tronco de jugador.

Richard Dutruel: Tras cuatro años en el Celta de Vigo, en el verano de 2000 el Barça pagó 4 millones para firmar a este veterano portero francés, pero en el equipo catalán, a pesar de ser titular no ofreció más que dolores de cabeza. Su inseguridad bajo los palos era impresionante y sin duda es uno de los peores guardametas que han pasado por el Camp Nou.

Geovanni: De este tenía ganas de hablar... 21 'kilos' le costó al Barça en 2002 un futbolista de 18 años que no había hecho absolutamente nada en el Cruzeiro, bueno miento, grabó un anuncio para Nike haciendo malabares con la pelota, seguramente fue ese el vídeo que le pusieron a Gaspart para justificar este despilfarro de dinero. Menudo truño de futbolista, engañador donde los haya. Se marchó libre en 2003 del equipo catalán ya que ningún equipo estaba dispuesto a pagar por él.

Ricardo Quaresma: Este es un futbolista que me causa sentimientos encontrados ya que tras salir del Barça si que ha tenido temporadas buenas, no obstante, si nos centramos en su paso por el Camp Nou, es otro de los grandes fracasos. En verano de 2003 se pagaron 6,3 millones de euros al Sporting por este prometedor futbolista que decían que era tan bueno como otro de los jóvenes portugueses que estaban despuntando en aquel momento, Cristiano Ronaldo. Se peinaba igual, eso sí, pero dentro del campo dejaba muchísimo que desear, al menos el equipo catalán recuperó 6 millones.

Philippe Christanval: Defensa tosco y contundente, además peinado con trencitas, lo tenía todo para triunfar en el equipo catalán, pero fue salir al terreno de juego y ver sus enormes carencias en la retaguardia, menudo pufo de futbolista. 17 millones de euros le sacó el Mónaco al Barcelona, menudo atraco.

Emmanuel Petit: El centrocampista francés llegó ya en el ocaso de su carrera al Camp Nou y lo cierto es que le importó un bledo su rendimiento con la camiseta azulgrana. No os engaño, tuvo partidos buenos, pero en general fue un jugador que no quería haber recordado en el equipo catalán. 15 millones le sopló el Arsenal. Ahora se dedica a criticar y echar por tierra al equipo azulgrana ya sea en libros como en entrevistas.

Simao Sabrosa: Otro portugués que tampoco salió bien al equipo culé, no obstante, con este ganaron dinero, algo es algo. Llegó con la promesa de ser un futbolista regateador, con talento enorme y con una grandísima calidad pero no la mostró para nada. Costó 3 millones y lo vendieron por 15. Tras el Barça sí que rindió bien en clubes como Benfica o Atlético de Madrid.

Alfonso Pérez: Muchos años siguieron de cerca al delantero del Betis, que tantos goles marcaba temporada tras temporada, no obstante, cuando accedieron a pagar 16,5 millones por él, sus goles desaparecieron. Su rendimiento en el equipo catalán fue nefasto. Tras muchas cesiones volvió tres años después al Betis con la carta de libertad bajo el brazo, un error bien grande.

Roberto Bonano: En mi opinión, el peor portero que ha defendido la portería del Barcelona y uno de los peores fichajes del siglo. Llegó en 2001 procedente de River Plate a cambio de unos 4 millones de euros y su paso en el equipo catalán se puede resumir en una frase que comentaban los comentaristas de la época: Bonano manos de mantequilla.

Dmitro Chyhrynskyi: El bueno de Dmitro... este sujeto enamoró a Guardiola en su segunda temporada al mando del club catalán. Se pagaron 25 millones de euros por él pero no demostró absolutamente nada sobre el terreno de juego, sólo tener mucha presencia física y jugar con una banda en la cabeza al más estilo Zlatan Ibrahimovic de la época. Salió la siguiente temporada por casi la mitad de dinero, una horrible inversión.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Liverpool y Arsenal se verán las caras mañana lunes, en la tercera jornada de la Premier League

Últimas noticias

Comentarios recientes