La directiva del Barça: "Debimos haber echado a Valverde tras la final de Copa"

Varios miembros de la directiva culé desearían que Ernesto se fuera mañana mismo pero hay un problema

Ernesto Valverde se queda solo y al borde de ser destituido. Foto: ABC Ernesto Valverde se queda solo y al borde de ser destituido. Foto: ABC

El pasado 28 de mayo, se filtró a la prensa que Ernesto Valverde iba a ser destituido tras la derrota en la final de la Copa del Rey. Los tiros no iban mal dados, ya que esa información se filtró desde dentro del propio club, en una decisión que parecía estar totalmente decidida y que solo Josep María Bartomeu frenó en última estancia. Fue el presidente el que no quiso echar al que era su entrenador ya que pensaba que todavía tenía mucho que dar, gracias sobre todo a que había vuelto a triunfar en la Liga.

La mañana de ayer domingo fue especialmente dura y tensa en las oficinas del FC Barcelona. La derrota ante el Granada reabrió un poco más la herida que se abrió aquella noche en Roma y que no deja de sangrar de forma frecuente, con mayor o menor gravedad. En Los Cármenes, fue de las que ni varias vendas podían frenar la hemorragia. Así pues, reinaba el silencio en el Camp Nou y tal y como nos cuenta un informante de dentro de la directiva, en el desayuno entre varios directivos se pudo escuchar la frase "Debimos haber echado a Valverde tras la final de Copa".

La sensación que existe dentro del club es que la confianza en Valverde se ha agotado y que solo Bartomeu tiene en su mano el tiempo que seguirá aguantando al técnico extremeño, del que muchos directivos no esperan ya absolutamente nada. Alguno se mostraría contento de que Valverde se marchara mañana mismo, el problema que tienen es que su sustituto, del que ya os dijimos que el favorito es Erik Ten Hag, no puede venir ya mismo y tendrían que fichar a un entrenador que sirva de puente para el holandés, bien tirando de la cantera o de los que están libres.

El técnico del B es García Pimienta, sin experiencia en equipos de alto nivel pero que lleva toda la vida en el club y que conoce muy bien a los chicos de abajo ya que ha trabajado, por ejemplo, con Messi, Cesc, Piqué, Ansu Fati, Riqui Puig o Aleñá, entre otros. Alguno como Quique Setién sigue libre y disponible las 24 horas para recibir cualquier llamada del Barça. Los blaugranas seguirán confiando, de momento, en Valverde, pero sabiendo que tendrán un problema muy grande por delante si los resultados siguen sin llegar, ya que tendrán que tomar una decisión que no esperaban tomar tan pronto.

Últimas noticias

Comentarios recientes