Efectivamente, la Masía no se toca

El conjunto azulgrana vuelve a dar la espalda a la cantera para apostar por la cartera

Efectivamente, la Masía no se toca Efectivamente, la Masía no se toca

Si hay algo de lo que siempre ha presumido el Barcelona durante todos estos años es la cantera, por la cual han pasado jugadores muy importantes en la historia del club azulgrana como Leo Messi, Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Carles Puyol, Gerard Piqué, Víctor Valdés o Sergio Busquets entre otros, todos ellos coincidiendo en el espacio y tiempo en el que el Barcelona era la envidia del fútbol mundial por el estilo de juego y el trabajo realizado en las categorías inferiores.

Algunos de esos grandes jugadores siguen vistiendo la camiseta azulgrana, pero tiempo después de esos maravillosos años con Pep Guardiola en el banquillo, ningún jugador formado en La Masía ha tenido el mismo protagonismo, bien por falta de talento o de simples oportunidades, toda vez que el Barcelona ha apostado una postura totalmente diferente a la de antaño, haciendo más uso de la cartera que de la cantera, algo que a la mayoría de aficionados no les convence y más teniendo en cuenta que con ese gasto excesivo en fichajes se ha logrado mantener el dominio en LaLiga, pero no extenderlo a la hora de jugar la Champions.

De cara a esta temporada, el Barcelona sacó a la luz tanto a Carles Pérez como a Ansu Fati debido a las lesiones de ciertos jugadores importantes del ataque azulgrana al comienzo del curso, y su participación ha sido notable hasta el regreso de los Messi, Suárez y compañía, sufriendo posteriormente una reducción drástica de los minutos de juego.

Además de ello, dos jugadores como el propio Carles Pérez y un Abel Ruiz que no ha llegado a dar el salto al primer equipo, fueron traspasados a Roma y Braga respectivamente, todo ello a pesar de la lesión de Luis Suárez, que provocó una importante necesidad en el Barcelona, el cual entró en pánico cuando Dembélé también tuvo que pasar por quirófano, siendo entonces cuando decidió apostar nuevamente por el talento de fuera y no por el que probablemente tenga en casa.

Con jugadores en el punto de mira como Ángel Rodríguez o Martin Braithwaite, que con todos los respetos no tienen el nivel para jugar en el Barcelona tras años de carrera en equipos de segundo o tercer nivel, el conjunto azulgrana demuestra una vez más que el modelo de cantera ha caducado por completo, dejando en muy mal lugar a la Masía de la que tanto presumía hace poco, y que ahora, haciendo alusión a aquella famosa pancarta mostrada en el Camp Nou, no se toca, y de verdad que no se hace.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes