La esperpéntica gestión de Bartomeu con el fichaje de Braithwaite

El Barça está buscando como loco un equipo que se lleve cedido al danés, con el que no cuentan

La esperpéntica gestión de Bartomeu con el fichaje de Braithwaite. Foto: Sport La esperpéntica gestión de Bartomeu con el fichaje de Braithwaite. Foto: Sport

Es difícil hacerlo peor que Josep María Bartomeu. Su gestión, cada semana que pasa, descubre un nuevo capítulo bochornoso y patético donde el aficionado culé está ya más que harto de descubrir el ridículo que es capaz de hacer su equipo. El FC Barcelona ha puesto en el mercado a Martin Braithwaite, al que se le está buscando una salida urgente para este verano. Los blaugranas pagaron por él 18 millones de euros en febrero y ahora buscan una cesión para el delantero, con el que no cuentan.

Se mire desde donde se mire, es una operación ruinosa. El club se deshizo de varios jugadores en el mercado de invierno, canteranos todos, para intentar cuadrar cuentas tras la pésima gestión de Bartomeu. Entre los que salieron estaba Carles Pérez, que siempre que había jugado había dejado buenas sensaciones. La Roma pagó por él 1 millón de euros en enero y en el contrato había una cláusula de compra por 11 millones. Pan para hoy, hambre para mañana.

Es ahí donde la lesión de Ousmane Dembélé lo cambia todo. Como lo que necesitaba el Barça realmente era un 9, ficharon al primero que pudieron por una cantidad desorbitada, 18 millones de euros. Se sabía que Martin Braithwaite no tenía nivel para jugar en Barcelona, pero pudo más la urgencia que la cabeza. El parón por Coronavirus puso la guinda a una de las operaciones más mal gestionadas de la historia reciente del Barça.

Con Suárez recuperado, el danés apena ha jugado un par de partidos con la camiseta azulgrana y buscando un delantero de futuro para el club, a Braithwaite le ponen la etiqueta de transferible, pero tal y como están las cosas ahora mismo, difícilmente nadie podrá pagar una cantidad que se acerque a la mitad de lo que costó el delantero hace seis meses. Es por ello que se le está buscando una cesión. Gratis, obviamente. Solo piden que se hagan cargo de un sueldo inasumible para lo que juega. El sueldo de Braithwaite es tres veces más de lo que cobraba Carles.

Para lo que ha jugado, 477 minutos en total, el danés le ha costado al Barça 37.735 euros cada minuto. Bartomeu puede sentirse orgulloso de su gestión, desde luego. Ahora, a ver quién se hace cargo de la ficha del delantero, que tiene firmado hasta 2024, nada más y nada menos. En el sótano de la esperpéntica gestión de Bartomeu en el Barça, siempre parece haber una planta más.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes