Este es el Liverpool que le espera al Atlético

El conjunto dirigido por Jürgen Klopp es el principal favorito a quedar campeón de la Champions League.

FOTO: LIVERPOOL FOTO: LIVERPOOL

El Atlético de Madrid tendrá una prueba de fuego en los Octavos de final de la UEFA Champions League, debido a que enfrentará al actual campeón europeo y al mejor equipo del mundo en este momento: El Liverpool de Jürgen Klopp que llegará a esta serie como el virtual campeón de la Premier League y con la sensación de que es superior al resto de equipos de la elite internacional.

Los Reds, que se clasificaron como primeros de grupo por encima del Nápoles, RB Salzburg y Genk, son los lideres consolidados de la Premier League con 76 puntos en 26 partidos debido a 25 victorias y un empate, firmando una campaña histórica tanto en Inglaterra como a nivel internacional, donde esperan repetir su título en la Champions. Y es que, más allá de sus números, el Liverpool es el equipo más completo del mundo cuando hablamos de variantes tácticas y capacidad de acoplarse a sus rivales, pese a no tener la plantilla más ancha ni el once titular más potente.

A nivel colectivo, el Liverpool es un equipo que ha aprendido a dominar el partido en las diferentes fases del juego. Tanto en las transiciones como en el ataque directa y pasando por el ataque posicional, donde han mejorado de manera exponencial a partir de la pizarra de Klopp. Pero, como característica principal aparece la presión alta que, en esta época, es una de las variantes más potentes para neutralizar al rival y encontrar caminos para hacerle daño a partir de la recuperación de la pelota. Un dominio constante que busca encerrar al contrincante, ahogarlo y hacerle daño a partir de las variantes ofensivas que vienen de la mano con los rasgos individuales de sus piezas más desequilibrantes como, por ejemplo, Sadio Mané, Roberto Firmino y Mohamed Salah, quienes se han consolidado como el tridente más potente del mundo en la actualidad debido a que se compensan a la perfección. El senegalés con su competitividad y energía, el brasileño por su capacidad de moverse y combinar, y el egipcio por sus desmarques y capacidad de definición.

Otros nombres que destacan en esos registros son Trent Alexander Arnold y Andrew Robertson, quienes jugando en campo rival, son una variante ofensiva en sí mismas aprovechando su buen golpeo de pelota (en cualquier cuadrante) para rellenar el área y generar sorpresa apareciendo en diferentes zonas. En otro registro, principalmente en el defensivo, son los nombres de Alisson Becker y Virgil Van Djik quienes condicionan a sus rivales a partir de sus intervenciones. El brasileño es el arquero ideal para el Liverpool debido a que siempre aparece en los momentos puntuales y no comete errores en ninguna faceta. Por otro lado, el holandés se ha consolidado como el mejor central del mundo, hasta el punto de condicionar cualquier ataque del rival a partir de su posicionamiento y capacidad de dominar a cualquier rival. Es una bestia, y el jugador más importante del sistema.

Pero, más allá de parecer invencible, el Liverpool no ha conseguido mostrar una versión potente en la Champions League hasta el punto de que ha perdido su único partido con los titulares y por no conseguir derrotar al Napoli en la fase de grupos. Esto quiere decir que, pese a arrasar la Premier League, no está garantizado que será la misma maquina contra el Atlético de Madrid que, si consigue revivir esa chispa competitiva de las temporadas anteriores, podrá competir ante el mejor equipo del mundo.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Krasnodar y PAOK disputarán mañana martes su compromiso de la UEFA Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes