Aquellas ‘extrañas’ pero inolvidables parejas

Jugaron juntos algún día pero se hace extraño recordarlo

Hay jugadores que un día jugaron juntos, pero que cuesta vincularlos. Pasado el tiempo han hecho sus carreras por separado en otros clubs, muchas veces rivales, y ahora cuesta situarles en un pasado real donde compartieron vestuario y objetivos. Vamos a poner algunos ejemplos de extrañas combinaciones que en su día tuvieron mucho sentido pero que el tiempo las ha ido diluyendo.

¿Recuerdas que algún día Raúl González y Rakitic coincidieron en el Schalke 04? Aquella versión del equipo alemán fue inolvidable, con un Raúl que apuraba su carrera pero todavía era determinante y un Rakitic que empezaba a despuntar, antes de dar el salto al Sevilla. Uno en el ocaso de su carrera y otro irrumpiendo como futura estrella, compartieron vestuario en un Schalke mítico que enganchó a la afición española y a todo amante del fútbol.

Otra pareja letal fue la que formaron Karim Benzema y Juninho en el Olympique de Lyon. La versión joven de Karim, cuando se le comparaba con Ronaldo y no se veía en él al fino estilista en el que se convirtió. Juninho era pura pegada, con un golpeo a balón parado letal y una presencia descomunal que intimidaba a los rivales. El conjunto francés no ha recuperado una versión semejante desde antaño, cuando dominaba la Ligue 1 sin apenas oposición.

La siguiente pareja la forman dos colombianos que agitaron Europa, pero que por separado se han ido apagando sin alcanzar el techo que se les presuponía. La temporada de Falcao y James en el Oporto fue majestuosa, coronada con un título europeo merecido e inolvidable. Ambos dieron el salto a clubes con mayor prestigio, demostrando su calidad pero sin la necesaria continuidad para triunfar en el fútbol actual.

Y la última pareja que traemos hoy es la más extraña de todas, algo más remota, y la formaron Ronaldo y Pirlo durante su etapa en el Inter. Era principio de siglo y Pirlo apenas arrancaba su carrera antes de fichar por el otro equipo de Milán, donde eclosionaría como gran estrella. Curiosamente volverían a coincidir años más tarde, ya con Ronaldo en su cuesta abajo tras abandonar el Madrid y Pirlo siendo el timón de los Rossoneri. Pero cuesta imaginarlos juntos y vestidos con los colores del Inter.

Últimas noticias

Comentarios recientes