Ferran Torres sigue siendo un actor secundario

El extremo español abandonó Valencia rumbo a Mánchester con el objetivo de ser una estrella, pero ayer volvió a no ser de la partida

Ferran Torres sigue siendo un actor secundario. Foto: fichajes.com Ferran Torres sigue siendo un actor secundario. Foto: fichajes.com

La pasada jornada de fase de grupos de la Champions League dejó clara una cosa en la ciudad de Mánchester: Ferran Torres viene a hacerse futbolista.

Tras su difícil y cuestionada salida del Valencia, el extremo español espera crecer de la mano de Pep Guardiola y tener un papel relevante en el plantel del Manchester City. Una idea que parecería una locura para cualquier futbolista, debido al espectacular nivel de la plantilla ‘cityzen’ con la competencia de los Bernardo Silva, Mahrez, Sterling e, incluso, el joven Phil Foden, pero que en la piel y en los pies de Ferran Torres no parece tan descabellada.

Cualidades para triunfar tiene de sobra. Ferran es un habitual de la banda derecha, donde despuntó en el equipo ché la pasada campaña. Rápido, eléctrico, con gran desborde y un guante en su botín diestro, le convierten en una gran opción para el 1-4-3-3 o el 1-3-1-4-2 y las respectivas variantes tácticas de Guardiola. No obstante, el valenciano puede aportar en otras muchas más posiciones.

El gol ante el Oporto es buena prueba de ello. Partiendo desde la izquierda, demostró todo aquello que tiene y más. Regate, capacidad asociativa y gol. Mucho gol. Pero ahora, desde el perfil contrario. Y es que Ferran Torres es un extremo al uso si se le pide jugar pegado a la cal, pero también puede llegar a ser un gran ‘10’ si se acomoda en la izquierda y empieza a ser vertical e inteligente con las diagonales por dentro. Su potencia física en el arranque y en la carrera, sumada a su gran uno contra uno, le permite poder destrozar a las defensas rivales con una arrancada en tres cuartos de campo y plantarse en el área rival para hacer gol o asistir.

Ese gran olfato de gol le permite actuar desde cualquier posición de la zona ofensiva, por lo que, como hizo también en el Valencia, la posición de segundo punta puede ser interesante para él. Es capaz de moverse bien entrelíneas y para partidos en los que el City le interese contragolpear un poco más, es un futbolista que ataca muy bien los espacios, tira muy buenos desmarques de ruptura y en profundidad y se planta rápido ante el portero definiendo con mucha sangre fría.

Apenas lleva seis encuentros con la elástica del Manchester City, pero ya se ha estrenado en la Carabao Cup, única competición donde ha sido titular en los dos partidos disputados, y en la Liga de Campeones. Este sábado, ante el West Ham fuera de casa, se esperaba que se le diera una nueva oportunidad en la Premier League, pero la competencia mencionada anteriormente parece frenarle todavía.

Su ambición se refleja en la elección de su dorsal

Tras diez años vistiendo el ‘21’ ‘cityzen’, David Silva dio este verano por finiquitada su experiencia en Inglaterra y se marchó a la Real Sociedad. Su marcha dejaba huérfano un dorsal que para la afición ‘skyblue’ había sido referente en los últimos tiempos.

Sin embargo, con la llegada de Ferran, parece que las ilusiones están renovadas con ese número. Aún le queda mucho para igualar la trayectoria del excelso mediapunta canario, pero ya su elección demuestra la personalidad y los pocos miedos con la que ha llegado el natural de Foios (Valencia) a la entidad del Manchester City.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Real Betis y Eibar jugarán esta noche el último encuentro de la jornada número 11

Últimas noticias

Comentarios recientes