FIFA FUT: 6 consejos para mejorar en FutChampions y llegar a Élite

Te mostramos los mejores consejos que te harán mejorar en la competición estrella de FIFA Ultimate Team

FIFA FUT: 6 consejos para mejorar en FutChampions FIFA FUT: 6 consejos para mejorar en FutChampions

Cada fin de semana, son miles y miles de jugadores de FIFA que a lo largo y ancho del globo se disputan su porvenir en FutChampions. Con 30 partidos por disputar entre la primera hora del viernes hasta la última del domingo, los jugadores intentan conseguir el mayor número de victorias posibles que les garanticen las mejores recompensas y sobres que puedan obtener, así como opción de fichar gratis a un par de futbolistas del equipo de la semana para sus equipos. Motivo de alegrías, enfados y lloros, FutChampions es una competición lo verdaderamente grande como para tomársela de manera especial.

Y es que este modo de Ultimate Team es más mental de lo que muchos puedan pensar. Es necesario seguir una serie de pautas y tener en cuenta otras tantas cosas para que los números no sean catastróficos. Hay muchos jugadores de FIFA que en algún momento se han hecho la pregunta: ¿Cómo se puede mejorar en FutChampions?

Viendo a tantos Youtubers lograr 21, 24 o incluso 27 victorias de forma medianamente sencilla, es una competición muy difícil que requiere de mucho control, mental y táctico del juego. Os mostramos varios consejos que os harán mejorar vuestras prestaciones en esta competición.

1 - Juega tranquilo

Puede parecer una tontería, pero no. En FutChampions te encontrarás con varios tipos de rivales por el match-making. Uno, 10% rivales muchísimo más fuertes que tú (derrota prácticamente segura), 10% rivales muchísimo más malos que tú (victoria prácticamente segura) y el restante 80% rivales de nivel parecido al tuyo, o igual, o ligeramente superior o inferior. Es aquí donde podrás marcas las diferencias en tu FutChampions. La clave está en no ponerse nervioso.

Lo normal es perder partidos muy justos. Al tener nivel parecido, algún partido se te escapará en el 90, la prórroga o incluso los penaltis. Es entendible que te enfades, que tengas ganas de tirar el mando o de mandar el juego a casa del vecino por la ventana de tu cuarto. El nerviosismo te llevará a querer jugar otro partido y ganar y es ahí donde se empiezan a perder los partidos uno detrás de otro (por experiencia). Si ganas un partido, puedes empezar otro y seguir con la racha pero si pierdes uno muy igualado, lo mejor que puedes hacer es ir a mirar el móvil, levantarte y tomarte un refresco, hablar por teléfono con un amigo... lo que sea, que te haga olvidarte de lo ocurrido. Si juegas un partido con nervio, estarás destinado a perder.

2 - Elabora tus tácticas

El FIFA es un juego de tácticas y FutChampions mucho más. Es imposible, pero imposible hacer buenos números en esta competición si no controlas varias formaciones y tácticas. Como ya debes saber, FIFA te permite cambiar durante los partidos entre tácticas Ultradefensivas, Defensivas, Equilibradas, Ofensivas y Ultraofensivas. Lo esencial debería ser que te tomaras unos 15-20 minutos para tener una táctica en cada una de ellas. Por ejemplo:

Por tu estilo de juego, sueles jugar de normal con una 442 pero según la táctica del rival o por cómo juega, ves que su centro del campo te corta siempre la pelota y no llegas arriba. Quizá sea buena idea pasar a una 4231 y poner un jugador más en el medio que permita descolocar a tu rival. Esta 4231 la podrías tener en Ofensiva, cambiando con un simple toque del mando sin tener que parar el juego y hacer todos los cambios.

Nuestro consejo es que sepas jugar y controles al menos tres tácticas distintas, que puedas ir cambiando según vaya el partido. Es muy importante saber leer el encuentro y ver cómo juega el rival para cambiar la táctica y entrarle de diferentes formas. Cada oponente juega de una forma, los hay que descuidan las bandas (ahí sería buen momento para poner tu táctica donde tienes bandas largas), los que solo defienden el centro, los que tienen repliegue y juegan al contragolpe, los que van con presión alta y juegan a lo loco... para cada uno hay una táctica adecuada.

Por ello, crea diferentes tácticas según el momento del partido y no te olvides de cambiar a los jugadores para ponerlos en su posición y de darles instrucciones. Si no quieres que los laterales suban, díselo. Si quieres que tus delanteros no bajen y se queden arriba esperando una contra, ponlo también. Es muy importante que a cada jugador le des una instrucción en cada táctica, así tendrás a todo el equipo controlado.

3 - Controla el centro

En un juego como FIFA, y otros tantos, el juego pasa en su mayoría por el centro. Incluso si eres de aquellos a los que les gusta jugar por bandas, tarde o temprano tendrás que irte al centro si quieres marcar. Controlar el centro te hará tener muchas opciones de robar la pelota porque, básicamente, tarde o temprano, el rival tendrá que pasar por ahí y tú estarás esperándolo.

Por ello, a la hora de defender debes tener varios conceptos muy claros. El primero es que no debes hacer presión de dos jugadores con el central. Si tu rival está en la zona de tres cuartos y tú sales con uno de tus centrales, no pulses el botón para que un segundo vaya a presionarle. Si tu otro central sale de zona, estarás muerto. Ni siquiera hagas que tu mediocentro salga de su zona para presionar. En esa zona del campo, presiona solo con uno o cambia el cursor a tu jugador de banda para que entre ése y el mediocentro presionen, pero no descuides nunca el centro.

Los hay que juegan con los cuatro defensas pegados, sin mucha anchura, y los dos mediocentros muy cerca de la línea defensiva, además, ponen al jugador que controlan rondando el centro, por lo que te resulta casi imposible entrar. Esta no es una mala táctica para aquellos que no son muy buenos defensivamente hablando. Simplemente, esperas a que el rival quiera entrar en el área para terminar robándole la pelota y mandas a tus atacantes a que se queden arriba y jugar al contragolpe.

Pero esto es para los más principiantes a nivel defensivo, si eres de un nivel superior, siempre teniendo presente que no debes descuidar el centro y cambiando el cursor al jugador adecuado (cuidado con sacar de sitio a los jugadores), el mejor consejo que puedes tener en mente es que presionar e ir a lo loco no es buena idea y el botón de bregar será tu mejor amigo a la hora de defender. Paciencia en defensa, tarde o temprano el jugador llegará a ti u oblígale a que dispare desde lejos si le desesperas.

4 - Aprende un par de regates básicos

Si quieres salir del paso y moverte entre Oro 3 y Oro 2 cada fin de semana, lo anterior te servirá para ello pero si quieres dar el paso a Oro 1 o Élite y superar las 20 victorias, necesitas saber regatear. No hay mayor discusión.

Los tops manejan todo tipo de regates con el mando. Desde elásticas hasta cualquier tipo de filigrana que marca diferencias arriba. Tampoco es que necesites ser el mejor del mundo a la hora de hacer regates pero aunque solo sea dos o tres habilidades, necesitas aprenderlas. Con las filigranas, el jugador crea un pequeño acelerón que le hace desmarcarse del defensa y arriba, te permitirá anotar algún que otro gol y eso en partidos parejos puede marcar la diferencia entre perder o ganar.

Tener jugadores con 5 estrellas en habilidades te hará manejarte mucho mejor en esta faceta. Con solo mover el joystick derecho un poco, los Mbappé, Neymar, Mahrez, Rashford, Messi, etc, empezarán a hacer malabares con la pelota y volviendo loco al rival. Y eso, va en relación con el siguiente punto.

5 - Sé impredecible

Cuanto menos imprevisible seas, más tendrás ganado. Si te has dado cuenta, la gran mayoría de jugadores tienen aprendidas las manías de salir siempre por el mismo lado a la hora de un control, de pasársela siempre al mismo jugador si tienes una formación típica... y muchos te cortarán siempre el pase o te robarán la pelota. Lo mejor que puedes hacer es ser imprevisible. No solo teniendo a jugadores con buen regate, sino haciendo cosas que el rival no se espera.

La idea es hacerle dudar. Si en un control sales por el lado contrario y dejas a su defensa roto, la próxima vez dudará y es ahí donde le pondrás en problemas. Es esencial que tus delanteros tengan 5 de pierna mala. De esta forma, salgas por el lado que salgas, si luego quieres tirar tras un control, tendrás las mismas opciones de hacer gol. Si tienes delanteros con un débil pie malo, tendrás que salir siempre a la pierna buena y los rivales se aprenderán la lección.

6 - Controla los tiempos del partido

Si vas ganando de un gol en el minuto 80 o acabas de marcar para ponerte arriba, céntrate y no juegues a lo loco. Intenta contener tu equipo porque probablemente, el rival vaya a presionar fuerte o a poner más jugadores arriba y si no tienes tácticas más defensivas, sufrirás. Hay que saber actuar según el momento del partido.

Por ello, si vas ganando de uno, controla más la pelota, tira de posesión y ve a lo seguro. Si tu rival te está presionando fuerte, no te la juegues, pelotazo arriba a una banda y a correr. Lo importante en esa parte del partido es ir a lo seguro. Cuántos partidos habremos perdido por no haber actuado como debíamos en los minutos finales, ¿verdad?

Igual si vas por detrás en el marcador. Pon tu táctica más ofensiva y dispara con todo lo que tengas porque no te queda mucho tiempo. Si le empiezas a atacar y hacer sufrir, le meterás el miedo en el cuerpo y por ahí empezará a cometer fallos.

Con estos 6 consejos simples, mejorarás mucho tus prestaciones en FutChampions. El más importante de todos es el de tener paciencia a la hora de defender. Este FIFA, como todos los últimos, todo pasa por defender. No importa si arriba eres un crack que sabe regatear y marcar goles, si eres un coladero, no llegarás a Élite. Por eso, centra tus esfuerzos en saber defender. Por ahí es donde se desespera a los rivales y queriendo llegar arriba, se pondrán nerviosos y dejarán espacios atrás.

Además de estos consejos, os dejamos un vídeo de Gravesen, que es el mejor jugador de FIFA en España. Él posee más experiencia que todos nosotros y sus consejos te harán ver las cosas desde otro prisma. Mención especial al consejo que da de ver partidos de profesionales. Viendo a los mejores es una buena forma de ver cómo se puede mejorar.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes