Foto Análisis | El bloque alto de Pep Guardiola ante el Real Madrid

El entrenador catalán superó con facilidad a Zinedine Zidane desde la pizarra.

Foto Análisis | El bloque alto de Pep Guardiola ante el Real Madrid Foto Análisis | El bloque alto de Pep Guardiola ante el Real Madrid

El Manchester City derrotó 2-1 al Real Madrid y consiguió su clasificación a los Cuartos de final de la UEFA Champions League. Y lo hizo a partir de un gran planteamiento confeccionado por Pep Guardiola, más que todo en las fases sin la pelota, en donde consiguió limitar las variantes con pelota del conjunto merengue, forzó a los errores de los defensores (partido negativo con la pelota de Eder Militao, Raphael Varane y Thibaut Courtois) y organizó una puesta en escena que limitó a los jugadores más creativos del rival.

Por esa razón, y con la ayuda de apoyo visual, analizaremos el bloque alto que utilizó Pep Guardiola y los roles que tuvieron los jugadores utilizados.

Antes de comenzar, es necesario aclarar que no fu una presión alta debido a que dejó la libertad a los receptores a tener la pelota y tiempo para ejecutar, solo cerraron líneas de pase de progresión y saltaban a robar ante la duda.

LEA TAMBIÉN: Los errores de Zinedine Zidane contra el Manchester City

El bloque alto del Manchester City ante el Real Madrid:

Pep Guardiola utilizó un sistema de presión de 3+3 donde la primera línea trabajó sobre los primeros pases y la segunda sobre los posibles receptores.

Roles dentro de la presión:

Raheem Sterling y Gabriel Jesús sobre centrales (Eder Militao y Raphael Varane). Obstruyendo pases progresivos al costado y forzando que tocaran con el portero. Al mismo tiempo, tenían la responsabilidad de ocupar la zona para poder hacer un 1vs2 , es decir, tapando siempre la línea de pase entre central y lateral de su costado. Una clase de posicionamiento corporal, con la que siempre forzaron a los centrales a tocar entre sí y con el portero.

Phil Foden vigilando y obstruyendo conexión con Casemiro. Un rol fundamental debido a que tenía que tapar la línea del primer pase merengue, el que podía comenzar a romper la presión y hacer llegar la pelota lo más rápido posible a los interiores o al mismo Karim Benzema. La participación de Casemiro con la pelota fue nula.

Kevin de Bruyne y Ilkay Gundogan marcaron de manera individual a Toni Kroos y Luka Modric. Tanto el belga como el alemán seguían y vigilaban a los interiores merengues, quienes siempre han tenido un rol importante en la salida de la pelota del Real Madrid.

Kyle Walker limitando las progresiones de Ferland Mendy. La intención era minimizar su capacidad de romper en conducción, lo que hace bien el francés por su potencia. El lateral ingles tenía la responsabilidad de minimizar esa posibilidad, teniendo en cuenta que el francés no tenía tanta libertad para recibir, debido a que los centrales tuvieron muchos problemas de conectar con los laterales.

Joao Cancelo sobre Rodrygo Goes para neutralizar el pase largo a sus espaldas. Un duelo individual que Guardiola prefirió enfrentar con el portugués quitándole la posibilidad al brasileño de atacar de cara.

Foto Análisis:



Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Bayern de Múnich y Sevilla jugarán mañana la final de la Supercopa de Europa

Últimas noticias

Comentarios recientes