Francia, un ataque de ensueño para dominar Europa

Los dirigidos por Didier Deschamps llegan a la Eurocopa con la espinita clavada de la edición anterior, cuando perdieron la final en su casa ante Portugal

Francia, un ataque de ensueño para dominar Europa Francia, un ataque de ensueño para dominar Europa

Francia es la principal favorita a ganar la Eurocopa y no hay ninguna duda. Más allá de que no es la selección más vistosa a nivel de juego, Les Bleus llega como candidata debido a su estatus como campeona del mundo y por el regreso estelar de uno de los mejores delanteros del mundo después de seis años de ausencia: Karim Benzema.

Los dirigidos por Didier Deschamps llegan a la Eurocopa con la espinita clavada de la edición anterior, cuando perdieron la final en su casa ante Portugal con un gol de Eder en el tiempo extra, y con una columna vertebral mucho más madura para afrontar una competición que no ganan desde la edición del 2000. Por lo que es momento de poner la lupa en la selección francesa y sus principales virtudes de cara al comienzo de la competición.

Las claves de Francia para la Eurocopa

-Nuevo sistema, mismas ideas: Didier Deschamps ha pasado del 1-4-2-3-1 al 1-4-3-1-2 con la intención de darle entrada a Karim Benzema junto a Antoine Griezmann y Kylian Mbappé, pero no perder la solidez que lo ha caracterizado desde su llegada al cargo. Pese a tener un ataque de primer nivel y múltiples variantes para cambiar los partidos, Francia es una selección pragmática y que se siente más cómoda entregándole la pelota a su rival para gestionar el juego de otra manera.

Griezmann es el líder estilístico del equipo, siendo la pieza que tiene más libertad a nivel táctico (movilidad total para organizar al equipo con la pelota) y que mejor interpreta el estilo de juego de Deschamps. El atacante del Barcelona estará rodeado por un trivote que intentará surtirle pelotas y protegerle a nivel defensivo, y tendrá por delante a dos delanteros complementarios y que le pueden crear el contexto idóneo para que brille.

-N’Golo Kanté: El eslabón más fuerte. Kanté viene de firmar una segunda parte de la temporada sensacional con el Chelsea y llegará a la Eurocopa con la oportunidad de cerrar el círculo.

Kanté jugará como mediocentro posicional dentro del 4-3-1-2, junto a Paul Pogba y Adrien Rabiot, siendo el principal responsable de la organización sin pelota del equipo, apoyado por la presencia de cuatro centrales en la última línea (Lucas Hernández, Raphael Varane, Kimpembe y Benjamín Pavard). Si el mediocampista mantiene el rendimiento que viene de demostrar a nivel de clubes, parece imposible que Francia pueda ser desnaturalizada por su rival.

-La delantera de ensueño: Como mencionamos previamente, Griezmann es el líder futbolístico de Francia y contará con dos escuderos de primer nivel mundial: Karim Benzema y Kylian Mbappé.

El delantero del Real Madrid regresa para ocupar el mismo rol que tenía Olivier Giroud, pero hacerlo a un nivel superior. Jugando de espaldas, asociándose y dándole un plus de definición necesario al equipo para marcar la diferencia en los partidos más complicados.

Por otro lado, Mbappé es la pieza más desequilibrante. Es el atacante que le aportará velocidad y agresividad en el último tramo de la cancha a Francia, tanto ante equipos que replieguen como contra los que dejen espacios para correr en transiciones.

Últimas noticias

Comentarios recientes