Los dos grandes ejemplos de que fichar mucho no implica competir mejor

Entre uno y otro equipo han traído un total de 35 jugadores diferentes esta temporada

La UD Las Palmas se ha unido hoy al Málaga CF como segundo equipo que esta temporada desciende de Primera a Segunda División. Tras la derrota por 0-4 ante el Deportivo Alavés, el cuadro de Paco Jémez ha confirmado una muerte anunciada y ha regresado a la División de Plata. Descenso que, casualmente, afecta de nuevo a un equipo que fichó mucho tanto en invierno como en verano.

En lo que al Málaga respecta, el conjunto ‘boquerón’ ha traído a Cecchini, Rolón, Diego González, Ignasi Miquel, Cenk Gönen, Adrián González, Juankar, Iturra, Lestienne, Baysse, Bueno, Success, Ideye Brown, Diego Rolán, Roberto, Samu García y Borja Bastón. Un total de 17 refuerzos a lo largo de una temporada. Una auténtica barbaridad.

Las Palmas, por su parte, ha incorporado a Jairo Samperio, Chichizola, Ximo Navarro, Aquilani, Rémy, Peñalba, Nacho Gil, Emenike, Calleri, Samper, Etebo, Hernán Toledo, Aguirregaray, Gálvez, Vitolo, Tannane, Mateo e Imoh Ezekiel. 18 fichajes que, al igual que el Málaga, demuestran que no por el hecho de fichar más se compite mejor. Los Leganés, Girona y compañía, por ejemplo, apenas han utilizado a sus fichajes veraniegos… y ahí están.

Últimas noticias

Comentarios recientes