Guardiola y Simeone comparten discurso victimista

Filosofías distintas pero los dos actúan igual en la derrota

Tal para cual Tal para cual

Guardiola y Simeone son dos polos opuestos en cuanto a su filosofía de fútbol, pero ambos comparten un mismo discurso cuando arrecia la tormenta. Nadie duda de que son dos de los mejores entrenadores del mundo, pero el victimismo se apodera de ellos a la hora de aceptar la derrota, incapaces de entender que no son infalibles.

"Lo normal es no ganar la Premier todos los años", declaraba Pep hace unos días tras verse a más de diez puntos del Liverpool. En otras ocasiones también se ha refereido a la imposibilidad de competir con ciertos rivales, cuando dirige a un equipo que año tras año realiza un gran desembolso en fichajes. El preparador catalán es especialista en deslizar excusas sin profundizar en ellas, un mal vicio que sólo alimenta a aquellos que ansían su fracaso.

El Cholo nos ha dejado recientemente discursos similares, con su ya famosa "temporada de transición", que no responden al importante esfuerzo que el club ha realizado para armar una plantilla competitiva. Simeone peca de falta de ambición, que al final se acaba contagiando a un equipo que por este camino siempre se mantendrá acomplejado a pesar de demostrar las útimas temporadas que es capaz de codearse con cualquiera.

Guardiola y Simeone son héroes en la victoria y mártires en la derrota, cuando la realidad de un entrenador suele ser al revés (los triunfos suelen atribuirse a los jugadores y las derrotas a los entrenadores). Es cierto que ambos tienen una legión de detractores esperándoles, pero es posible que este tipo de discursos no sea la mejor manera de enfrentarlos.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes