"Es lo que hay"

El entrenador neerlandés es el culpable de la involución del equipo a nivel de juego porque, más allá de que la plantilla está lejos de estar al nivel de las mejores

"Es lo que hay" "Es lo que hay"

El FC Barcelona sigue siendo un equipo vulgar. Sin ideas y que apuesta, ante uno de los peores equipos de La Liga en este comienzo de temporada, a utilizar a Gerard Piqué y Ronald Araujo como delanteros para lanzar centros sin parar. No hay caminos desde la pizarra para ganar partidos y es culpa de Ronald Koeman.

El entrenador neerlandés es el culpable de la involución del equipo a nivel de juego porque, más allá de que la plantilla está lejos de estar al nivel de las mejores del mundo y de perder al mejor jugador de historia, cuenta con futbolistas para ejecutar una plan mucho más coherente y capaz de dominar a rivales inferiores a nivel individual. No puedes jugar 90 minutos contra el Granada, que no ha ganado un partido en este comienzo de campaña, en casa a solo tirar centros. 54 centros en 90 minutos. Una locura.

Nombres como Sergio Busquets, Frenkie de Jong, Ronald Araujo, Marc Andre Ter Stegen, Memphis Depay tienen condiciones para ejecutar una idea de juego capaz de dominar rivales y no depender de plan vulgar. No puedes terminar el partido con Gerard Piqué como centro delantero desde el minuto 75 y solo utilizando los centros de las bandas como vía para hacerle daño al rival.

Un equipo sin ideas

Ronald Koeman sigue demostrando jornada a jornada que no tiene un plan de juego. Y es que el problema no es que no sea Cruyffista –que no lo es-, es que no es un entrenador de la élite. No le llega ni a los talones a nombres como Thomas Tuchel, Pep Guardiola, Jürgen Klopp, Zinedine Zidane y Diego Pablo Simeone, y todo eso se nota con su poca capacidad de intervención desde el banquillo para ganar los partidos y sus escasas variantes colectivas para hacerle daño a cualquier rival.

Las declaraciones de Gerard Piqué después del partido contra el Bayern Múnich, replicando las que hizo el entrenador neerlandés, apuntan más al entrenador que a la plantilla. “Es lo que hay” es una frase que apunta a un cuerpo técnico que tiene más de un año de trabajar y que no ha construido nada. No han demostrado nada.

La salida de Koeman es necesaria para que el conjunto blaugrana pueda renacer poco a poco, y cada partido deja claro que no está preparado para un equipo grande. Y su carrera también es prueba de todo esto…

Últimas noticias

Comentarios recientes