Los hinchas de Boca culpan sobre todo a dos jugadores de la derrota ante Santos

La hecatombe del Xeneize en la semifinal de la Copa Libertadores no deja de extraer responsables de una debacle que ha sentado muy mal en el entorno de Boca Juniors

Los hinchas de Boca culpan sobre todo a dos jugadores de la derrota ante Santos "Foto: TyC Sports" Los hinchas de Boca culpan sobre todo a dos jugadores de la derrota ante Santos "Foto: TyC Sports"

Boca Juniors cayó eliminado de la actual edición de la Copa Libertadores y no estará en la final. La eliminatoria ante Santos, con especial incidencia en el encuentro de vuelta, fue un auténtico desastre cuya justificación escapa a cualquier intento de comprensión unitaria. Lo que sí está claro es que el mejorable rendimiento del equipo responde a una serie de errores cometidos tanto en el cuerpo técnico como sobre el terreno de juego por los propios jugadores, y algunos de ellos fueron más que señalados.

La pasión que de normal presenta el mundo del fútbol se multiplica por 1.000 en un contexto tan entregado y cercano como el argentino, donde lo pasional cobra importancia y lo mundano desaparece en cuanto el balón comienza a rodar. Y es por eso mismo que era inevitable buscar culpables de este desastre futbolístico, resaltando dos piezas de manera descarada por encima del resto: Eduardo 'Toto' Salvio y Frank Fabra.

Culpables de la debacle

- A Eduardo Salvio todos le achacan la falta de actitud. En las redes sociales, tal y como indican desde la redacción de Olé, muchos pidieron incluso la rescisión de su contrato. Un jugador de una calidad indudable pero cuya entrega desapareció ayer. Y es que no es lógico intentar tirar un caño cuando la eliminatoria está muy cuesta arriba y tu equipo está con uno menos necesitando un milagro de dimensiones considerables. Ese error en el intento de tirarse el lujo costó un tanto más y la sentencia de la eliminatoria. Y eso, en el contexto del azul y amarillo, no será fácil de perdonar.

- En el caso de Frank Fabra, la situación es todavía peor. Un futbolista muy querido por la afición, pero que ayer se coronó para mal. Regaló un tanto con su pasividad en defensa y después se autoexpulsó con una entrada demasiado infantil sobre Marinho. Y ya con uno menos todo era mucho más imposible. Mal asunto para el colombiano que con su actitud y juego en el costado izquierdo se había destapado como una de las piezas más interesantes de este Boca Juniors.

Últimas noticias

Comentarios recientes