Iñaki Williams, el delantero que lo juega todo

El delantero bilbaino lleva 130 partidos ligueros jugados de forma consecutiva y lleva tres años y medio sin lesionarse

Iñaki Williams, el delantero que lo juega todo. Foto: Athletic de Bilbao Iñaki Williams, el delantero que lo juega todo. Foto: Athletic de Bilbao

Con la marcha de Aduriz al final de esta temporada, el peso atacante del Athletic de Bilbao lo cargará todo Iñaki Williams. A sus 25 años, el delantero ha pasado por varias etapas dentro del club de sus amores, ya que ha alternado temporadas magníficas con otras donde ha sido bastante cuestionado por la exigente grada de San Mamés, que siempre pedía algo más al niño de sus ojos, que desde que salió de la cantera, llegó como un huracán al primer equipo.

Desplazado a banda para poder acompañar a Aduriz, vivió sus primeros años en una posición no natural para él pero que se ajustaba muy bien a sus condiciones físicas, muy explosivo y con una punta de velocidad muy alta. Aún así, fue capaz de marcar 8 goles en la 2015/2016, 5 en la 2016/2017, 7 en la 2017/2018 y ya el año pasado, jugando algo más de delantero centro, subió eñ número de goles a 13. Este año, solo ha podido marcar dos goles, mostrándose algo menos participativo aunque físicamente sigue a un nivel espectacular, habiendo ganado masa muscular, algo que le proporciona alcanzar una mayor velocidad y sufrir menos lesiones.

Porque Williams es todo un seguro para su entrenador. Iñaki lleva tres temporadas seguidas jugando los 38 partidos de Liga, sin perderse absolutamente ningún encuentro. La última vez que se perdió un partido de Liga fue en abril de 2016, cuando no pudo jugar ante el Málaga por una sobrecarga muscular. Desde entonces, 130 partidos ligueros consecutivos para Williams, de los cuales solo 18 lo hizo entrando desde el banquillo, por lo que fue titular en 112 de ellos.

La parroquia rojiblanca, aún así, le pide un poco más a Williams ya que solo dos goles en 11 encuentros se antojan muy pocos para el 9 de un equipo que aspira a ocupar plazas europeas. Raúl García o Muniaín están siendo capaces de llevar más peso ofensivo que Iñaki, que sufre sin espacios y con la defensa fijada. El golazo que marcó ante el Valladolid, yéndose de dos jugadores en carrera que no fueron capaces de tirarle al suelo, es el claro ejemplo de lo que es Williams, pura potencia, algo que ha despertado el interés de algún club que suele jugar al contragolpe, como el Liverpool o el Dortmund, pero su renovación hace un par de meses dejó claro que él se encuentra a gusto en su ciudad, su casa y el club que le vio crecer.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes