Bajo la incómoda sombra de Robinho

El Madrid vuelve a fijarse en las nuevas perlas brasileñas

"Bajo la incómoda sobra de Robinho. Foto: Marca" "Bajo la incómoda sobra de Robinho. Foto: Marca"

El proyecto del Real Madrid parece tener claro cuáles son las miras del club. Brasil vuelve a ser el escenario ideal para fichar a las jóvenes promesas que empiezan a llamar la atención en el fútbol carioca. Tras varios años en los que hablar de jóvenes futbolistas cariocas era un tema tabú, el conjunto blanco ha vuelto a confiar en una de las factorías más prolíficas del fútbol mundial. El fiasco del fichaje de Robinho por el Madrid en aquella temporada 2005/2006 parece estar ya olvidado, aunque la sombra del extremo brasileño sigue siendo incómoda para los jóvenes brasileños que se visten de blanco.

Allá por el año 2004, el Madrid ya había fijado su mira en un joven brasileño que asombraba a todo un país. Robinho parecía erigirse como la nueva joya brasileña que marcaría toda una década. Florentino no se lo pensó dos veces y depositó su confianza en él, haciéndole piedra angular del aquel nuevo proyecto blanco. Finalmente, Robinho llegó y deslumbró a todo el mundo con su debut en España. El brasileño debutó en el Ramón de Carranza ante el Cádiz, en la victoria de su equipo (1-2) en la primera jornada de La Liga 2005/2006. Entró en la segunda parte y dejó detalles de jugador de talla mundial. Unos minutos que solo fueron un espejismo. El futuro de Robinho iba a ser muy diferente.

Defenestrado del Madrid, Robinho se fue traspasado al Manchester City, comenzando así el declive de su carrera. Tal fue la magnitud del fiasco que, en Brasil, siguen recordándole como la mayor decepción del fútbol carioca. Parecía que vestir la camiseta del Madrid tan joven y con tanta responsabilidad era demasiado. Por ello, el Madrid no volvió a fijarse en ninguna joven promesa del fútbol brasileño más. Llegaron más futbolistas brasileños que, a la larga, se convertirían en jugadores importantes, como fue el caso de Marcelo y Casemiro. A pesar de ello, no llegaría ningún nuevo jugador del porte de Robinho hasta la temporada pasada.

La marcha de Cristiano Ronaldo hizo que en las oficinas del Bernabéu volvieran a fijarse en Brasil. Vinicius y Rodrygo se convirtieron en objetivos blancos, aunque el recuerdo de Robinho seguía presente. Dos fichajes muy arriesgados que eran incluso más jóvenes que su compatriota cuando llegó. Dos incorporaciones que, no obstante, dieron la razón a la parcela técnica del Madrid, haciendo que Brasil volviera a ser territorio blanco. De momento, el éxito de ambos jugadores ha propiciado que el Madrid siga sondeando el fútbol brasileño. Reinier ha sido el último en llegar y el futuro dirá si el caso del Robinho sigue presente o queda olvidado de una vez por todas.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes