James Rodríguez, el ejemplo idóneo de un mal profesional

OPINIÓN - El colombiano es el ejemplo idóneo para demostrar que el talento no es lo único que se necesita para ser un gran jugador.

James Rodríguez, el ejemplo idóneo de un mal profesional James Rodríguez, el ejemplo idóneo de un mal profesional

Un gran futbolista no solo destaca por su talento, sino por su profesionalidad. Trabajar todos los días para mejorar, cuidarse físicamente y tomar buenas decisiones en los diferentes niveles. Nombres como Cristiano Ronaldo y Lionel Messi son ejemplos espectaculares debido a que, pese a tener un talento histórico y ser de los mejores de la historia, siguen siendo grandes profesionales en todos los aspectos. Otro ejemplo interesante, pero de todo lo contrario, es el de James Rodríguez.

El colombiano siempre ha mostrado tener un talento diferencial. La Copa del Mundo 2014, su época en el FC Porto y en el AS Mónaco fueron la demostración de ellos, pero nunca fue una profesionalidad a la altura de su calidad futbolístico. Destruyó con la cabeza todo lo que podía crear con los pies.

El fin de una carrera que prometía

Su carrera a nivel de clubes para los que jugó (Porto, Mónaco, Real Madrid, Bayern Múnich y Everton) y de títulos es impresionante, pero desde que llegó a España en 2014 dejó de ser un jugador diferencial. Comenzó a tener problemas con todos los entrenadores que tuvo -menos con Carlo Ancelotti- y tuvo varios momentos de indisciplina con los que demostró que no estaba mentalmente capacitado para ser una estrella mundial y que estaba mal asesorado, lo que es igual de malo que no tener la cabeza enfocada en tus objetivos.

La última noticia que se supo de James Rodríguez es que estaba en Ibiza vapeando cuando el Everton le está buscando salida a un club de Turquía. Una imagen donde no se le veía preocupado por su futuro y su carrera como entrenador. El colombiano es un ejemplo de lo que no hay que hacer para ser un gran futbolista. Una lástima porque tiene -o tenía- el talento para ser una estrella mundial con todas las letras.

Últimas noticias

Comentarios recientes