El jugador que nunca falta en los equipos de Mourinho

El portugués siempre hace girar sus sistemas en base a un corte de futbolista

Han transcurrido ya más de trece años desde el primer gran éxito de José Mourinho: el triplete con el FC Porto. Desde entonces el portugués ha sumado infinidad de títulos, mostrando al mundo los sistemas de contraataque más demoledores del planeta. Chelsea, Inter y Real Madrid fueron auténticas máquinas de picar carne con espacios, equipos imparables cuando el rival dejaba metros a sus espaldas.

Para ello siempre se ha rodeado, obvio, de velocistas: Robben, Eto´o o Cristiano Ronaldo son buenos ejemplos de ello. Pero el perfil que siempre ha estado presente en los éxitos del luso ha sido el centrocampista lanzador, el que permitía a esos jugadores aprovechar su potencia física. Deco, en el Oporto; Lampard, en el Chelsea; Sneijder, en el Inter y Özil, en el Real Madrid, con sus diferencias, tienen mucho en común: un elevado nivel técnico y la capacidad de iniciar los contragolpes de su equipo como pocos jugadores del planeta.

En su United es Paul Pogba el encargado de desempeñar ese papel tan crucial en su pizarra, y es por eso que la ausencia del francés -la plantilla red devil carece de un jugador similar- pesa como una losa sobre los resultados.

Últimas noticias

Comentarios recientes