Koeman, en el Barça no se admiten perdedores como tú

OPINIÓN - El neerlandés admite que el equipo no da para más. Un discurso derrotista que no casa con lo que representa el escudo.

Koeman, en el Barça no se admiten perdedores como tú. Foto: Barça TV Koeman, en el Barça no se admiten perdedores como tú. Foto: Barça TV

En noviembre del año 2019, Niko Kovac era despedido del Bayern de Múnich. El equipo estaba séptimo en la Bundesliga y las críticas hacia el equipo eran voraces en Alemania. Decían que estaban viejos, que ya se había acabado el ciclo y que había que renovar la plantilla. Cogería el equipo Hansi Flick, entrenador asistente del conjunto bávaro. La situación era crítica. 13 meses después de aquello, el Bayern levantó el que era su sexto título del año. Había conseguido el Sextete.

Lo que pasó por el camino es difícil de explicar en varios párrafos. El equipo era exactamente el mismo que no levantaba cabeza en 2019 y que recibía críticas entre público y prensa. Lo único que cambió fue el entrenador y el discurso que le transmitía al vestuario. Nada más. Algo tan simple, y a la vez tan importante como eso.

Se puede extrapolar este caso a lo que sucede con el FC Barcelona. Ronald Koeman apareció ayer en rueda de prensa leyendo un comunicado en el que aseguraba que sería un éxito “quedar entre los primeros puestos de la Liga” y que “no esperéis milagros” en Champions. Un “esto es lo que hay” tan derrotista como contundente. Es difícil (por no decir imposible) recordar unas declaraciones así se fuertes por parte de un entrenador del FC Barcelona.

Koeman reconoce que el equipo que tiene es tan rematadamente malo como para que el sueño o el objetivo de la temporada sea simplemente clasificarse para Champions. El entrenador del Barça jamás puede salir en público a decir esto, por mucha razón que tenga. Aunque Ronald sepa que la cosa esté mal, no puede salir ahí y decir eso. ¿Cómo vas a hacerle creer a tus jugadores que se puede ganar a nadie si tu entrenador piensa así? ¿Qué clase de motivación es esa?

Si Ronald no se ve capaz, lo que tendría que hacer es dimitir, dar un paso al costado y que venga otro que sí se crea que se puede, al menos, ganar al Granada. Decir que no a 13 millones de euros es lo que tiene. Koeman ya ha demostrado, desde hace tiempo, que no es entrenador para el Barcelona. Tras lo de ayer, ha demostrado que no vale ni para entrenar a nadie. Si no sabes transmitir el mensaje a tu equipo, nadie te creerá.

Koeman, un entrenador victimista y derrotista

Podrás tener muchas bajas, que se te haya ido Messi, que te falte un 9 o que haya exceso de jóvenes, pero si tu discurso es “esto es lo que hay”, tus jugadores se creerán de verdad que no se puede hacer más.

Que Ronald se mire en el espejo de otro Ronald, Araújo, y en los cojones que le echó el otro día en el campo, donde lo único que le faltó fue centrar y rematar él mismo. A mí dame 10 soldados como Araújo, que se lo dejan todo en el campo y, sobre todo, crean. Porque si en esta vida no crees en lo que haces, por muy inferior que seas frente a otros rivales, estarás muerto.

“El fútbol es un estado de ánimo”, dijo Valdano un día. No podía tener más razón. Si no, que se lo digan a Vinícius y a otros tantos, donde según el discurso del entrenador, uno cambia por completo la actitud. Para eso están los líderes. Lo de Flick es buena muestra, pero lo fácil es hacer como Koeman, decir “esto es lo que hay”, mientras se echa la culpa a no tener dinero para fichar. En el Barça, Ronald, no se admiten perdedores como tú.

Últimas noticias

Comentarios recientes