Koeman: Un entrenador que se rinde sin luchar

OPINIÓN - Koeman se rindió antes de comenzar a jugar de verdad, lo que no puede hacer un entrenador en ningún club del mundo.

Koeman: Un entrenador que se rinde sin luchar Koeman: Un entrenador que se rinde sin luchar

La “rueda de prensa” de Ronald Koeman deja la sensación de que se está despidiendo del club después de una etapa complicada entre las pocas ideas colectivas que ha mostrado el equipo y su guerra constante contra Joan Laporta y la nueva junta directiva, quienes se han mostrado inconformes con su trabajo y que sienten que no es el entrenador indicado para la actual situación del FC Barcelona. Y no les falta razón.

Pero, más allá de que su despido está cada vez más cerca de concretarse, las palabras del neerlandés dejan un mensaje claro, el que demuestra que está lejos de ser un entrenador de primer nivel mundial, lo que no debe sorprender a nadie debido a que sus planteamientos y dirección de campo hablan por sí solos.

El Barcelona no tiene un entrenador de la élite

"Quedar en un alto ranking en la Liga sería un éxito. En la Champions League no se pueden esperar milagros", afirmó en un comunicado que leyó ante varios medios de comunicación. Ronald Koeman dejó en claro que no confía en la plantilla con la que cuenta y que, en pocas palabras, no es capaz de sacar el mejor rendimiento de sus mejores futbolistas. Un entrenador de primer nivel europeo no puede dar dichas declaraciones, mucho menos cuando dirige a uno de los equipos más importantes del mundo.

Más allá de perder mucho talento en el último mercado de fichajes, el FC Barcelona cuenta con jugadores interesantes para desplegar un juego mucho más ofensivo y positivo, por lo que no se puede utilizar como excusa los jugadores que tiene. Su plantilla tiene jugadores interesantes, pero es su ineptitud la que nos obliga a ver a un conjunto vulgar y que, en el minuto 75, tiene que meter a sus dos centrales en el área rival para lanzar más de 50 centros.

Un entrenador de la élite debe tener las condiciones para confeccionar un equipo de primer nivel con una plantilla como la del Barcelona. Perder a Messi no debe ser la excusa para no tener una idea de juego clara. Koeman es un entrenador que está lejos de los mejores del mundo y lo demuestra cada fin de semana, por lo que nunca existirá un equipo competitivo mientras él esté sentado en el banquillo local del Camp Nou.

Koeman se rindió antes de comenzar a jugar de verdad, lo que no puede hacer un entrenador en ningún club del mundo.

Últimas noticias

Comentarios recientes