LaLiga de Javier Tebas, un circo descontrolado

OPINIÓN. Los casos de coronavirus del Fuenlabrada han demostrado la falta de previsión de la asociación deportiva

"LaLiga de Javier Tebas, un circo descontrolado. Foto: Getty Images" "LaLiga de Javier Tebas, un circo descontrolado. Foto: Getty Images"

El fútbol regresó tras varios meses de parón por culpa de la crisis del coronavirus. Javier Tebas consiguió que el balón echase a rodar, con el fin de evitar un desastre económico sin precedentes en la historia del fútbol español. La situación parecía controlada y los continuos test masivos a los jugadores aseguraban un desarrollo normal de la competición, supuestamente. Pero nada más lejos de la realidad, tuvo que ser en la última jornada de Segunda División cuando la pandemia dejó en evidencia a LaLiga.

Al parecer, cuatro futbolistas del Fuenlabrada dieron positivo el sábado – dos días antes de la disputa del último partido de liga – pero no hubo ninguna confirmación oficial. La plantilla del conjunto madrileño viajó al completo, con la excepción de los cuatro jugadores contagiados por coronavirus. Nadie sabía nada y todos se enteraron horas antes de la disputa del partido, tras la información publicada ‘Diario de Cádiz’.

Toda la jornada, con la excepción del Deportivo de la Coruña vs Fuenlabrada, se disputó, dando lugar a un escenario sin precedentes. Con la competición totalmente desvirtuada, finalmente descendieron el Depor y el Numancia, mientras que el Elche se situaría provisionalmente en zona de playoff, pero sin saber si lo acabarán disputando en unas semanas.

El desconcierto y la situación han demostrado que desde LaLiga no existía ningún tipo de protocolo para evitar este tipo de casos. Una falta de previsión ante la que se ha producido una auténtica negligencia sin precedentes que acabará en los tribunales. Aspectos deportivos y extradeportivos se harán notar en los próximos días, con el objetivo de demostrar la inoperancia de LaLiga.

Nadie da crédito, solo Javier Tebas. Defendiendo lo indefendible, está claro que esta situación traerá cola, y con razón. Un triste desenlace que demuestra que, al final, importa más el dinero que la ética. Los clubes implicados en este esperpento ya han anunciado que tomarán medidas. Lo deportivo queda en un segundo plano, porque lo que está claro es que lo que ahora mismo importa es la gestión de un circo totalmente descontrolado.

Últimas noticias

Comentarios recientes