¿Qué le pasa a Saúl Ñiguez?

El español no está mostrando su mejor versión

¿Qué le pasa a Saúl Ñiguez?. FOTO: ATLÉTICO DE MADRID ¿Qué le pasa a Saúl Ñiguez?. FOTO: ATLÉTICO DE MADRID

La situación del Atlético de Madrid sigue sin mejorar en cuanto a su juego. Pese a conseguir resultados positivos a partir de su calidad individual, la sensación es que todavía está muy lejos de ser ese equipo que dominaba a partir de un repliegue sólido, transiciones rápidas y agresividad al atacar. Hoy por hoy, y con el cambio de paradigma que quiere introducir Diego Pablo Simeone, todo parece costarles el doble hasta el punto de mejorar en ofensiva pese a tener nombres importantes como Thomas Lemar, Álvaro Morata, Diego Costa, Joao Félix y Ángel Correa. La situación es preocupante y, si nos vamos a los números, más todavía.

En las 12 jornadas que se han disputado en La Liga, el conjunto colchonero solo ha anotado 12 tantos, es decir, un gol por encuentro. Números muy bajos para un equipo que pelea por el título junto al Real Madrid y el FC Barcelona, y que tiene aspiraciones de competir por la UEFA Champions League. Al mismo tiempo, pese a solo perder el partido contra la Real Sociedad, ha empatado la mitad de los encuentros. La situación es alarmante pero se salva a partir de lo reñido del campeonato y que, sus dos rivales directos, también están pasando por horas bajas en cuanto a rendimientos.

Uno de los principales problemas de esta versión del Atlético de Madrid tiene que ver con la posición de Saúl Ñíguez que, hasta este momento, no ha logrado dar ese salto de calidad que se le exige a un jugador de su calidad. El español es una pieza clave dentro del proyecto de Simeone pero, al mismo tiempo, ha perdido muchos dividendos tanto en el juego como en el impacto en campo rival, donde es un arma peligrosa ante cualquier rival. El problema yace que el Cholo lo ubica como volante de marca junto a Thomas Partey, lo que lo aleja de la zona donde marca la diferencia, es más efectivo y aporta mucho más desde el juego.

Su rol, como un interior o hasta un volante de banda, favorece gratamente sus cualidades pero, lo que parece más raro, es que el entrenador argentino lo siga colocando en una posición que no maneja a la perfección y done no suma en ninguna de las fases. Simeone todavía tiene que armar el puzzle y, con la temporada avanzando a gran velocidad, tendrá que apurarse si quiere llegar con un equipo sólido a los meses decisivos. Y, para hacer eso, necesitará sacar la mejor versión de Saúl.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes