El Levante no podrá acudir al mercado de invierno de cualquier manera

Los granotas tienen el límite de coste de plantilla casi al máximo.

Quico Catalán hablando por teléfono. / culemania.com Quico Catalán hablando por teléfono. / culemania.com

El Levante tiene las cuentas ajustadas hasta el último centro y la situación financiera de cara al mercado invernal, pese a que hay fichas libres para poder incorporar jugadores, le hace prácticamente imposible hacer frente al fichaje de un jugador en propiedad, pero no sólo eso, también hace complicada la llegada a través de una cesión.

El club valenciano apenas tiene un margen de 170.000 euros dentro del límite salarial a raíz del fair play que marca La Liga. Teniendo en cuenta que el salario mínimo de los jugadores es de 155.000 euros por temporada, la posibilidad de fichar se reduce muchísimo.

Bien es cierto que, en caso de incorporar a un jugador sería hasta final de temporada, es decir, el salario anual podría ser mayor, pero si se pretende que el refuerzo sea de un nivel alto, es muy complicado que entre en el límite salarial.

Ante esta situación, el único escenario que se antoja viable para los granotas es el de conseguir una cesión a un coste irrisorio, puesto que se descarta que llegue un jugador a coste cero con el nivel suficiente.

El control económico de La Liga, puesto en marcha desde hace seis años, es un reglamento organizado en 110 artículos que regulan salarios fijos y variables, según la seguridad social, las primas colectivas, los gastos de adquisición (donde se incluyen las comisiones para los agentes) y las amortizaciones (los importes de compra de los jugadores imputado anualmente en función del número de años del contrato del jugador).

Es imposible pasar por encima este fair play sin asumir una sanción. Por eso, el Levante quiere acudir al mercado invernal con colchón económico y para ello debería darle salida a uno de los jugadores que están siendo un gasto para el club.

A nivel contable, interesaría que fuese uno de los jugadores que ya estén amortizados a nivel contractual. En función de eso, el límite de coste de plantilla varía según se acometa una operación u otra.

Por esto, el Levante tendrá que ir al mercado para tratar de incorporar un refuerzo sin que el fair play financiero se vea amenazado. De no ser posible, los valencianos no acudirán al mercado de invierno.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Real Madrid y Deportivo Alavés jugarán mañana viernes, 10 de julio de 2020, un nuevo enfrentamiento de LaLiga Santander

Últimas noticias

Comentarios recientes