Lopetegui, qué bueno que viniste

OPINIÓN.- El conjunto sevillista asegura matemáticamente plaza Champions y espera seguir luchando por La Liga hasta el final

"Lopetegui, qué bueno que viniste./ Foto: El Economista" "Lopetegui, qué bueno que viniste./ Foto: El Economista"

Nueva victoria del Sevilla FC. Otra más, otros 3 puntos que se quedan en casa y otra semana que el conjunto andaluz vuelve a demostrar porqué fue el mejor equipo español la temporada pasada y uno de los mejores y más temidos equipos de Europa.

Los sevillistas pueden seguir presumiendo otro año más de este equipo, de este entrenador, de esta institutición, de esta plantilla, que no para de luchar partido tras partido, que lo ha dado todo en el césped en todas las competiciones y que, por una cosa o por otra, no ha podido levantar un título esta temporada.

Sólo Bayern de Munich en la Supercopa de Europa y FC Barcelona en la vuelta de la Copa del Rey han sido capaces de batir (y no de cualquier forma) a un Sevilla que ha dado dolores de cabeza y sigue acechando la última bala que muchos daban por perdida varios meses atrás; La Liga.

Una competición doméstica en la que se han sufrido algunos altibajos, como el sufrido en el mes de diciembre, donde el equipo encadenó varios empates consecutivos dentro y fuera de casa. Puntos que se han dejado en el camino y que quizás han provocado que este Sevilla hubiese competido durante más tiempo por el campeonato.

Un rendimiento que tiene un gran culpable; Julen Lopetegui. El técnico español ha sabido hacer de este equipo una plantilla que se entiende, que está en forma desde el primero hasta el último de los jugadores, que se dejan la piel en el campo y que siguen fielmente la idea del entrenador.

Los métodos de Lopetegui han surtido efecto, han hecho que este equipo vuelva a firmar una temporada en lo más alto y que bien podría seguir mejorando de cara al próximo curso. Julen sabe lo que quiere, lo que necesita para su juego y para lo que necesita este equipo.

Los futuros de Diego Carlos y Koundé son inciertos, pero no hay duda que su compromiso con el equipo es muy resaltable a pesar de especular con sus salidasa a los grandes equipos. No hay tiempo para pensar en otra cosa que no sea el próximo reto; el objetivo siempre es el siguente encuentro.

Esa es la clave de Lopetegui, mantener los jugadores centrados en ganar cada batalla, sin mirar más allá del próximo encuentro, sin hacer cuentas para ganar el hipotético título. Saben que dependen de ellos mismos para seguir peleando por una Liga que parecía imposible pero que es más posible que nunca.

La línea es la correcta para acabar con el duopolio de Madrid y Barcelona, aunque el Atleti esté en medio. Ya quedan cerca los blancos y su dinámica no invita a pensar que el dueño del tercer puesto termine cambiando de protagonista, pues los sevillistas van decididos a hacerse con todos los puntos que restan de camponato.

Ojo con este Sevilla, ojo con Julen Lopetegui porque esta temporada parece que habrá más emoción que nunca.

Últimas noticias

Comentarios recientes