Luis Suárez en la cuerda floja

Opinión.- El sector más crítico del FC Barcelona cree que el uruguayo no debe ser intocable

 Luis Suárez en la cuerda floja. Foto: FC Barcelona Luis Suárez en la cuerda floja. Foto: FC Barcelona

La obsesión por la llegada de Lautaro Martínez está siendo tal que ya se prioriza la llegada argentino antes que la permanencia de Luis Suárez y es que su partido bastante ramplón ante el Atlético de Madrid, es más, el sector más crítico de la afición culé considera que fue demasiado el que tiempo que no debía haber estado sobre el verde.

Quizá sea que echaron en falta más presencia de Antoine Griezmann. Si bien es cierto que en partidos como el que se disputó ante el Celta de Vigo, fueron sus dos goles los que salvaron al FC Barcelona. Y no solo fue este el único en el que el uruguayo fue determinante, también lo hizo en Leganés, Getafe, Anoeta o Cornellà.

La presencia de Luis Suárez tras el confinamiento ha sido gradual y arrancó jugando 34 minutos en Mallorca, 37 ante el Leganés, jugó el encuentro al completo frente al Sevilla, 84 ante el Athletic, 80 ante al Celta de Vigo y hasta el pitido final también jugó con el Atlético de Madrid.

El aficionado no entendía el motivo por el que el delantero seguía en el terreno de juego en el último encuentro. Lo más sorprendente es el motivo por el que, según ha explicado AS, habría disputado todos los minutos frente al cuadro de Diego Pablo Simeone. Suárez terminó molesto tras el partido de Balaídos. El uruguayo no soportó que, tras haber anotado dos goles, lo quitase y más tras la situación que se estaba viviendo en el encuentro.

La receta le llegó a Setién y muy obediente no se atrevió a quitarlo en el próximo partido a pesar de que ni estaba rindiendo, ni las condiciones del partido eran las mismas. Otro gesto más del cántabro que evidencian que el FC Barcelona no es su sitio. Aunque, por otro lado, sorprende que el técnico blaugrana, caracterizado por perseguir ideas fijas, se haya desprendido de esta tan pronto.

El debate ahora está en si Luis Suárez sigue siendo imprescindible o si debe dejar paso a otros jugadores como Lautaro Martínez. Esta campaña, desde luego, ha sido un jugador importante. De hecho, está solo a un gol de convertirse en el tercer máximo goleador de la historia del Barcelona por delante de Kubala. Lo que sí es innegable es que el uruguayo puede dar grandes momentos, pero a sus 33 años la fortaleza física no está para esfuerzos continuados.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes