El Luis Suárez que necesita este Barcelona

El uruguayo fue clave en la victoria sobre el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez

Luis Suárez abrió el marcador ante el Getafe. FOTO: FC BARCELONA Luis Suárez abrió el marcador ante el Getafe. FOTO: FC BARCELONA

Pese a no estar rindiendo de la mejor manera en este inicio de temporada, Luis Suárez es junto a Antoine Griezmann el máximo goleador del FC Barcelona en este inicio de temporada lo que, pese a no estar en su mejor estado de forma, se entiende a raíz de su capacidad para definir y su olfato goleador, dos registros que, pese a la edad, no se pierden con tanta facilidad. El uruguayo está teniendo un impacto importante de cara al arco rival y, con la ausencia indefinida de Lionel Messi, es lo más importante para Ernesto Valverde.

Y es que, en este comienzo de temporada, se está evidenciando que el ariete uruguayo está perdiendo importancia en el desarrollo del juego, lo que al mismo tiempo le está dificultado al Barcelona desarrollar su mejor juego a partir del ataque posicional o desde la circulación rápida de la pelota. Sus movimientos son cada vez más lentos y descoordinados cuando tiene que jugar entre líneas, cuando tiene que ir a banda para combinar con los extremos o cuando tiene que descender para liberar espacios para los desmarques en ruptura de Griezmann.

Suárez está perdiendo, con el pasar de las temporadas, esa capacidad para participar y generar apoyos pero, por otro lado, sigue teniendo esa hambre de gol que lo convirtió en uno de los mejores delanteros centro de la última década.Lo que lo mantiene en el once titular estrella del entrenador. Esos registros que sigue dominando (definición, olfato, agresividad en los piques cortos y lectura de la jugada) son los que le están facilitando ser determinante en el último tramo y que lo está convirtiendo en la versión que más necesita este Barcelona que, mientras sigue en búsqueda de un funcionamiento colectivo que pueda potenciar al resto de sus piezas, necesita de la versión más potente de sus estrellas en la ofensiva, más todavía sin su capitán y estrella.

Hasta el regreso de Messi, quien debería cambiar el rumbo del funcionamiento colectivo promovido por Valverde, el Barcelona necesita esta versión letal de Luis Suárez que, sin la necesidad de participar en el juego, puede liderar a partir de los goles a un conjunto que todavía no consigue funcionar de la mejor manera o, por lo menos, de la forma que quiere el cuerpo técnico de turno. Por ello, entendiendo su poco impacto en el juego fuera del área, necesita convivir siempre cerca del arco rival, donde se convierte en uno de los jugadores más determinantes.

Últimas noticias

Comentarios recientes