El mal momento de todos los laterales que sonaron para llegar al Barça

Los defensas que estaban en las quinielas para llegar al Camp Nou están viviendo una situación del todo inesperada en verano

Nélson Semedo llegó el pasado verano al FC Barcelona. Por el precio de 30 millones de euros y procedente del SL Benfica, el joven defensa portugués se convirtió en el lateral derecho que tanto ansiaba el primer equipo culé. Casi un año después de aquello, -y pese a que actualmente el internacional luso está lesionado-, el ocupante del costado diestro de la zaga sigue siendo Sergi Roberto. Aunque la verdad, tampoco les está yendo muy bien a los demás futbolistas que sonaron para reforzar el carril en cuestión del Barça.

Dos de los que más portadas ocuparon para llegar al Camp Nou, -Juanfran Moreno y Héctor Bellerín-, están siendo cada vez más discutidos en sus respectivos equipos. Muy alejados de su mejor versión, tanto el lateral del Deportivo de la Coruña como el del Arsenal FC llevan meses encajando muchas críticas hasta el punto de haber sido relegados al banquillo en más de una ocasión.

Otro de los que más sonó para llegar al Barcelona, -César Azpilicueta-, sí que está jugando y rindiendo… pero no como lateral. Bajo la batuta de Antonio Conte, el defensa navarro es intocable en la línea de tres centrales que forma el Chelsea FC, puesto que los carrileros son Marcos Alonso y Victor Moses. Y ya ni hablemos de hombres como Douglas Pereira (cedido en el Benfica, donde no está jugando) o Aleix Vidal (que con Valverde ha vuelto a ser extremo).

Últimas noticias

Comentarios recientes