No se puede hacer peor que el Barça

El club se desangra institucional y económicamente - Opinión

El Barça se desangra institucionalmente El Barça se desangra institucionalmente

No se puede poner paños calientes a la nefasta gestión del Barça en los últimos años. Deportivamente Messi sostiene a la entidad, pero institucionalmente el desgaste comienza a ser irremediable.

Lo último está siendo el famoso ERTE, que se ha convertido en nuevo motivo de división entre la plantilla y la directiva, afectando a las secciones más importantes del club. Bartomeu se ha quedado sin credibilidad y sus maniobras generan intranquilidad en la plantilla, pese a que son conscientes que la realidad actual obliga a un esfuerzo colectivo.

¿Con qué fuerza irá al mercado un club que día a sí y día también es noticia por sus problemas económicos? El Barça lleva años haciendo malabares para cuadrar cuentas y vendiendo una falsa solvencia que no existe. Mientras se pagan sueldos desorbitados, se realizan fichajes inflados y se mercadea con canteranos, el discurso desde dentro es que todo está bien. Pero no es así. Nada está bien, y el socio está empezando a darse cuenta.

Deportivamente la planificación ha sido pésima, con un presidente dando tumbos y rodeado de consejeros de perfil bajo que no ha dudado en sacrificar cuando la cosa empezó a torcerse. Se dejó ir a Neymar al que posteriormente se quiso recuperar convirtiendo la negociación en un espectáculo mediático. Con ese dinero se fichó a Coutinho y Dembélé, uno cedido en Múnich y otro recuperándose de su enésima lesión.

Además el club se ha visto salpicado por escándalos y la sensación es que Bartomeu quiere quedarse en el barco hasta que lo hunda. La confección de la plantilla actual ha sido el último despropósito, con varias posiciones sin doblar y demasiados jugadores sin nivel Barça. Los periódicos venden posibles fichajes como el de Lautaro Martínez, pero lo cierto es que el Barça no tiene peso en el mercado porque Bartomeu no ha cuidado las relaciones institucionales.

La situación actual del club obliga a comprar más que a vender, pero lo cierto que lo que necesita la economía del club es realizar más ventas que compras. Para llegar a lo que costaría Lautaro habría que malvender a Rakitic, Arturo Vidal, Umtiti, Junior, y algún que otro jugador con el que se pretende hacer caja. Lo de vender una falsa ilusión ya no sirve para tapar un situación crítica a la que se ha llegado por una nefasta gestión.

El único as en la manga que se guarda Bartomeu es el de ganar una champions (cosa que parece improbable pero que teniendo a Messi no es imposible). Esa carta mágica ya le hizo ganar las últimas elecciones, e incluso ahora podría resultar insuficiente para limpiar un legado que dejará al Barça tocado institucional y económicamente.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes