De nuevo sin ideas: Setién y el Barcelona ya no sorprenden a nadie

OPINIÓN / Ante equipos encerrados, sólo la fortuna puede acabar dando los puntos al cuadro culé

De nuevo sin ideas: Setién y el Barcelona ya no sorprenden a nadie "Foto: Mundo Deportivo" De nuevo sin ideas: Setién y el Barcelona ya no sorprenden a nadie "Foto: Mundo Deportivo"

Desde el Benito Villamarín llegaban los cantos de sirena y avisos variados de lo que podía sucederle al Fútbol Club Barcelona, y así está siendo. Un estilo de juego soporífero, insulso, que apenas genera ocasiones de gol más allá de las que Leo Messi genera y construye. Tener al mejor jugador del mundo sigue tapando unas carencias de Quique Setién y de algunos futbolistas para los que ya no hay manta que pueda cubrirlo todo.

Cuando hablábamos de la posible llegada de Quique Setién al Fútbol Club Barcelona, muchos introdujeron el término ‘cruyffismo’ en el debate público. Hay que reírse. Menos mal que el pobre holandés no puede ver su estilo de juego relacionado con lo que actualmente se hace en ‘Can Barça’.

Tal y como sucedió con la etapa de Pep Guardiola en el club blaugrana, en muchas ocasiones olvida que el estilo de juego que más concuerda con los valores y la historia del club es por supuesto el juego combinativo, el juego asociativo, la intención de ser siempre protagonistas con el balón, de querer proponer más que el rival, de superar líneas de presión con el balón, de tocar en definitiva, pero siempre de un modo vertical y con una intención de avanzar, no de conformarme en el centro del campo con la comodidad y la tranquilidad.

En la noche de ayer, se volvió a demostrar que contra equipos que deciden regalar el balón y encerrarse en su propia área, el equipo lo pasa mal y acaba dejándose punto. Pasó en la jornada anterior ante un Sevilla bien aguerrido atrás, y no sucedió en esta porque un rebote acabó favoreciendo a Ivan Rakitic en un momento clave.

Tener el balón te convierte en el máximo mandatario del partido, pero para poder acabar ganándolo se necesita que esa posesión discurra en zonas de peligro, en zonas de influencia de los atacantes donde el tener balón sí se traduzca en la posibilidad de anotar un tanto y de poder ganar un partido.

LaLiga ya se le ha complicado de sobremanera al cuadro culé, que no depende de sí mismo para poder alzar el título y tendrá que esperar algún pinchazo del Real Madrid. Pero más allá de esto, mucho ojo con la Champions League y el Nápoles de Gennaro Gattuso ya ha dado un importante susto a la Juventus de Turín en la Coppa. Pero la cosa, sin duda, no pinta bien para el futuro más próximo del Fútbol Club Barcelona.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Atalanta y PSG se enfrentarán mañana miércoles, en su partido correspondiente a los Cuartos de final de la Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes