Nuevos caminos para que Cesc Fàbregas llegue a Barcelona

Barcelona cambió de ritmo y ahora hace un trabajo más cauto y sigiloso por Cesc Fàbregas. La malas relaciones entre los culé y el Arsenal se van limando y el español podría llegar al Camp Nou.

Barcelona cambió de ritmo y ahora hace un trabajo más cauto y sigiloso por Cesc Fàbregas. La malas relaciones entre los culé y el Arsenal se van limando y el español podría llegar al Camp Nou.

Paciencia, cautela y mesura. Los pasos se dan suavecito y sin estorbar. Barcelona ha entendido perfectamente el juego que le plantea el Arsenal para terminar con la novela que parece ya parece desvelar un final: Cesc Fàbregas volvería a dejar su magia en el Camp Nou que lo vio nacer.

Pero, repetimos: movimientos sigilosos. Esos mismos que da un asesino serial cuando está por aniquilar a una nueva víctima. Por ello, cómo ahora se han tendido nuevos puentes entre las entidades tras la salida de Laporta, la cautela es la bandera. Tanto que nadie sabe cuando Rosell viajará a Inglaterra para tener una cumbre con directivos ingleses con el fin de buscar un punto de encuentro que establezca una base de trabajo cómoda para las dos partes.

Lógicamente que el mandamás del Barça no llevará consigo un cheque en blanco y una pluma de oro para traer a Cesc que, de vacaciones tras el gran suceso con la selección española, espera impaciente conocer su futuro. La estrategia culé entonces es otra: sentarse, dialogar y negociar pacientemente partiendo de la premisa irrefutable que significa que Fàbregas es el cerebro del esquema del entrenador Wenger. 

En cuanto a números y claves de la operación, las cosas parecen estar atesoradas bajo llave. Lo cierto es que la intención de Barcelona es no quebrar la estabilidad económica reinante y la intención sería la de no superar los 40 millones, cifra que según se rumorea en Londres no sería para nada suficiente para los ejecutivos del Arsenal, que ya no están cerrados en banda.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes