Otro paso atrás de Zidane

OPINIÓN.- El conjunto merengue deja ver su mal estado físico en otro oportunidad de mantenerse arriba

"Otro paso atrás de Zidane./ Foto: El economista" "Otro paso atrás de Zidane./ Foto: El economista"

Otro pinchazo más. Otra vez que Zidane y los suyos vuelven a fallar en un día clave. La temporada está llegando a su fin y no es el mejor momento para perder puntos (y menos en casa) en una temporada en la que la conquista de La Liga está más disputada que nunca.

Podemos culpar a la lluvia, a la falta de afición y a miles de condiconantes más que sólo nublan la realidad de un equipo que ha llegado a final de temporada en el peor momento de forma posible. Empates que se condiraban victorias y puntos en el camino que alejan al Madrid un poco más de sus opciones al título.

Asensio vuelve a mostrar que no es el indicado para tirar del carro, Isco le siguen sobrando kilos y Benzema sigue sin tener consonancia con Rodrygo no Vinicius hasta tal punto de considerarlos socios. El Madrid vuelve a ser Modric y Courtois, vuelve a ser el equipo que puede ganar o perder en los últimos minutos, que no da confianza y que desespera a cualquiera.

Sus jugadores dejan ver como la pantilla sufre sin sus Kroos, Ramos, Carvajal o Mendy. Ya no hay una plantilla en forma como en otras temporadas, hay jugadores que muestran compromiso con el club y con los aficionados, aunque sólo sean unos pocos.

El aficionado debe estar pensando ya en el verano, donde se espera una limpieza de vestuario de aquellos que se creen "intocables" y que poco representan la grandeza del escudo que defienden y visten cada día. El Real betis puede sentirse satisfecho porque, a pesar de no hacer un gran partido, ha sido capaz de tener posibildades muy reales de llevarse los 3 puntos a Sevilla.

Pellegrini no ha planteado su mejor partido contra su ex equipo, pero no le ha hecho falta porque ya estaba el demérito del equipo rival para poner la balanza en equilibrio. Un punto que vale oro en un terreno peligroso hasta hace poco y que permite a los verdiblancos seguir peleando por estar en puestos europeos.

Zidane tiene un problema y a la vez es el problema. El estado físico de su equipo es el resultado de su mano blanda, de la poca exigencia que reposa sobre los pesos pesados y que haría que este equipo no hubiera perdido tanto fuelle.

El paso de los minutos va haciendo desaparecer a un Madrid que puede despistarse ni un sólo encuentro de los 8 que le quedan por delante. Estambul es el sueño de todos los madridistas pero primero hay que pasar por un Chelsea que está en el mejor momento de la temporada y que después de él esperan un PSG o un City cargados de calidad y millones al otro lado.

Zidane ha fallado en su tarea doméstica una jornada más y sabe que este título podría ser la salvación de una temporada que parece que dependerá a cara o cruz en la máxima competición continental, algo que puede determinar el futuro de la mayor parte de la plantilla y de su propio puesto como técnico del Real Madrid.

Últimas noticias

Comentarios recientes