La pésima planificación de Lopetegui con el caso de Jesús Navas

El entrenador del Sevilla ha exprimido al máximo a su lateral de forma incomprensible hasta romperse. Anoche, con el partido decidido, no le dio descanso.

La pésima planificación de Lopetegui con el caso de Jesús Navas y su lesión. Foto: Marca La pésima planificación de Lopetegui con el caso de Jesús Navas y su lesión. Foto: Marca

Lopetegui tendrá muchas virtudes, seguro, pero como cualquier entrenador, tiene esos malos vicios de poner la cruz a algún que otro jugador y exprimir al máximo a otros a riesgo de pasar lo que pasó anoche en el partido de Copa del Rey ante el Valencia. Todo el mundo sabía que podía pasar lo que realmente pasó y cuando Jesús Navas se frenó en seco y se llevó la mano al muslo, todos los sevillistas clamaron al cielo por la mala planificación que ha tenido Julen con el caso del lateral de los Palacios.

Jesús lleva mes y medio con molestias. Apenas ha tenido alguna semana donde ha podido entrenar con sus compañeros y casi siempre ha llegado al partido de Liga entre algodones, entrenando durante toda la semana en el gimnasio, siguiendo un plan específico y forzando para jugar por el equipo, por su Sevilla. El compromiso del jugador es intachable. A pesar de estar jugando durante casi dos meses a un 50-60% de su nivel, no se quería perder ningún partido y Lopetegui lo seguía poniendo, ya que su confianza en Aleix Vidal (no hay otro recambio para Navas) es totalmente nula.

Jornadas intersemanales, partidos y más partidos. Navas no conseguía descansar 7-10 días, algo que necesitaba urgentemente para volver a su mejor versión. El pasado fin de semana ante el Cádiz se pudo ver a un Jesús más fino en la carrera, subiendo la banda con más ahínco que en jornadas anteriores. Estuvo a un nivel notable y muchos aficionados respiraban aliviados al ver que Navas podría haber dejado atrás esas molestias que no dejaba de arrastrar desde el inicio de Liga, allá por el mes de septiembre.

Pero sorprendió que Lopetegui le pusiera anoche de inicio ante un Valencia que decidió tirar la Copa y alinear casi a su equipo B. Era innecesario que el entrenador sevillista forzara tanto la máquina con algunos de sus jugadores, especialmente con Navas. Mucho más, cuando el Sevilla se fue al descanso con 3-0 en el marcador y Jesús no se quedó en el vestuario. Lopetegui no vio venir lo que muchísimos aficionados preveían que podía pasar. Y pasó.

El lateral se tiró al suelo y hundía la cara en el césped. Se había roto en una carrera por la banda. La ira de los aficionados en Twitter era evidente. Navas se retiraba a vestuarios con mala cara y en rueda de prensa, Lopetegui rezaba para que no fuese grave y que pudiera volver cuanto antes.

Posibles escenarios con la lesión de Jesús Navas

Con suerte, la cosa se puede quedar en una sobrecarga o una microrrotura, algo que le haría estar disponible en 1-2 semanas. Lo peor, que Jesús haya sufrido una rotura de fibras, lesión que le mantendría fuera de los terrenos de juego entre 1 y 3 meses, dependiendo de la gravedad y la profundidad de esa rotura.

De esta forma, el Sevilla perderá a uno de sus mejores hombres, casi con total seguridad, para el importante compromiso de octavos de Champions y para seguir dando guerra en Liga y mantenerse en puestos de Liga de Campeones. Lo de Lopetegui y su nula planificación con el caso Navas puede traer graves consecuencias y es que no hay que olvidar que Aleix Vidal no está inscrito en la Champions.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes