Rafinha Alcántara, una solución para el Barcelona para la próxima temporada

El volante brasileño está teniendo un rendimiento que está llamando la atención de los mejores equipos de Europa.

FOTO: CELTA DE VIGO FOTO: CELTA DE VIGO

Pese a estar en uno de los equipos que está peleando por el descenso (el Celta de Vigo se posiciona en la décimo séptima posición con 26 puntos, +1 que el Mallorca), Rafinha Alcántara sea consolidado como uno de los jugadores más determinantes en su posición en La Liga. El brasileño, de 27 años de edad, ha disputado 22 partidos en la primera división española donde ha anotado dos goles y ha dado una asistencia que no evidencian la importancia que tiene en su equipo pero que, si nos enfocamos en el resto d estadísticas, nos damos cuenta de su importancia: interviene con pelota en 70 ocasiones por partido, de los cuales 42 son pases precisos y dando un pase clave por encuentro.

Rafinha, que está jugando como interior derecho dentro del esquema de Oscar García, cuenta con mucha libertad en el esquema con la intención de que pise de manera regular la zona del mediapunta y se comunique con la pelota con Iago Aspas, el jugador más determinante del Celta. Dicho funcionamiento ha conseguido que el conjunto que hace vida en Balaidos llegara al parón con un invicto de cinco partidos y con las sensaciones positivas pensando en el último tramo de la temporada, dependiendo de cómo termine La Liga.

Por esa razón Rafinha Alcántara se ha convertido en uno de los principales objetivos de los grandes equipos como, por ejemplo, el FC Barcelona (dueño de la ficha del jugador) que, teniendo en cuenta como juega el conjunto desde la llegada de Quique Setién y las necesidades que tiene el equipo, está viendo con buenos ojos mantener al brasileño la próxima temporada y contar con una variante en la zona de interiores que, más allá de su calidad individual, conoce a la institución y que sabe ejecutar el ataque posicional al salir de La Masía. En este contexto, él puede aportar el desequilibrio en el carril interior necesario para poder generar contextos positivos para los jugadores que se colocan en las bandas y para el mismo Lionel Messi que, con un jugador de ese estilo, puede tener más libertad para ser determinante en el último tramo. Además, por si fuera poco, suma mucho a nivel defensivo a partir de su sacrificio y dominio en los duelos individuales.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes