La renovación que no debe alargar el Atlético de Madrid

OPINIÓN - El jugador acaba contrato en 2019 y de momento no existen movimientos para asegurar su continuidad

El Atlético de Madrid se ha centrado en las últimas fechas en lograr la renovación de dos pilares fundamentales de la plantilla como son Jan Oblak y Antoine Griezmann, pero esta obsesión ha provocado que el club rojiblanco parezca haber obligado otras extensiones de contrato que deben cerrarse próximamente.

Una de ellas es la del atacante argentino Ángel Correa, cuyo contrato expira el 30 de Junio de 2019 y por el que todavía no se han realizado movimientos para asegurar su continuidad, algo que sorprende dado que el jugador sudamericano es una de las mayores apuestas que hizo Simeone en su día para reforzar al equipo.

Correa, que siempre ha sido en el Atlético un revulsivo más que un titular habitual, sabe que si Griezmann se queda en el Wanda otra temporada más, tendrá complicado nuevamente hacerse con un hueco en el once, pero pese a ello el club madrileño debe hacer todo lo posible por hacer ver al jugador que lo mejor para su futuro es seguir en el Atlético.

Últimas noticias

Comentarios recientes