Riqui Puig debe ser titular en Champions

OPINIÓN - El canterano del Barcelona se ha ganado a pulso ser protagonista en la Champions

Riqui Puig debe ser titular en Champions. Foto: Marca Riqui Puig debe ser titular en Champions. Foto: Marca

Si el FC Barcelona puede sacar alguna buena noticia de estas 11 jornadas de Liga tras el confinamiento, ésa es el rendimiento que han dado Ansu Fati y Riqui Puig, sobre todo este último. Mientras que el joven extremo seguía en la misma línea del inicio de temporada, dejando detalles a cada minuto que jugaba, el centrocampista de Matadepera ha tenido que armarse de paciencia para tener oportunidades y aún así, ha jugado mucho menos de lo que se merecía.

El Barça regresó del confinamiento y Setién apenas le dio 20 minutos contra el Leganés y 2 minutos frente al Sevilla. Jugó 35 ante el Athletic y en solo media hora, dejó tan buenas sensaciones que desde ahí, empezó a tener más protagonismo. Ya contra el Celta, la siguiente jornada, fue titular, al igual que frente al Atleti. En las tres últimas jornadas también salió en el 11 inicial y ante el Alavés jugó posiblemente su mejor partido como azulgrana, dejando detalles de crack, asociándose a la perfección con sus compañeros, yendo fuerte a la presión, disparando al larguero y dando dos asistencias.

Ya hace mucho tiempo que los aficionados culés pedían ver más a Riqui Puig. El canterano azulgrana hace dos temporadas que viene dejando buenas sensaciones y nunca había contado con minutos ya que Valverde no confiaba absolutamente nada en él. De hecho, se rumoreaba con una cesión la próxima temporada, para que tuviera minutos en un equipo de Primera y creciera de cara a poder jugar en el Barça en el futuro pero en estas jornadas, el chico ha demostrado que tiene nivel para ser titular desde ya mismo.

Ganas. Sentimiento. Hambre. Electricidad. Ilusión. Motivación. Magia. Futuro. Pocos jugadores de la actual plantilla del Barça pueden reunir todas esas cualidades y Riqui las tiene. A cada jugada, a cada pelota, Puig va con todo. En un equipo en su mayoría acomodado, que quiere la pelota al pie y correr poco, el futbolista de 20 años trae un soplo de aire fresco que hace a los culés mirar al futuro con cierta esperanza.

Para la vuelta de octavos de la Champions, el Barça no podrá contar con Busquets y Vidal, sancionados. Riqui no ha jugado ni un solo minuto en la máxima competición europea y no ha podido hacer mejor trabajo para ganarse el ser titular ante los italianos. Son cuatro centrocampistas (Rakitic, Arthur, De Jong y Riqui) para tres puestos. Solo Setién tiene idea de lo que hará, pero clamará al cielo si uno de los tres no es Riqui.

El Barça del futuro pasa por sus botas, así como por las de Ansu Fati. Mientras la prensa sigue hablando de Neymar o con la llegada de Pjanic, nadie le presta atención a lo que ya tiene el equipo, que son dos jugadores con una calidad brutal y con muchísimo futuro por delante. Lo que era el Barcelona antes con su cantera y lo que es ahora. De las opciones que tenga el Barça en esta Champions, muchas o pocas, parte del éxito recaerá sobre las botas de estos chicos. Al menos, ellos le echan ganas. Algo que no sobra en la actual plantilla culé.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes