Timo Werner y un nivel paupérrimo desde que salió de Alemania

El delantero germano está siendo un estorbo para los intereses de su equipo, un Chelsea que necesita goles

Timo Werner y un nivel paupérrimo desde que salió de Alemania "Foto: The Sun" Timo Werner y un nivel paupérrimo desde que salió de Alemania "Foto: The Sun"

Uno de los fichajes más sonados de la era reciente del fútbol moderno fue el de Timo Werner por el Chelsea. El delantero teutón se sumaba al megaproyecto de Roman Abramovich y, por entonces, Frank Lampard, para seguir haciendo lo que ya tenía más que asimilado en el RB Leipzig: anotar goles y generar diferencias con su velocidad y su regate.

Lo que ocurre es que ni una cosa ni la otra está sucediendo en Stamford Bridge, aunque es algo medianamente lógico en el contexto de la élite europea. Ocurre muy a menudo que un jugador funcione en un contexto determinado pero que cuando sale de esa comodidad se pierde y no vuelve a ser el mismo. El famoso periodo de adaptación que tanto repercute en algunos jugadores.

Nuevo país, nuevo idioma, nuevas costumbres, nuevo fútbol, nueva liga, nuevo estilo de juego… Cambios vitales muy profundos que afectan al rendimiento del jugador, y Timo Werner es un ejemplo evidente de esto que comentamos.

Números normales, sensaciones peores

Timo Werner es uno de los atacantes titulares para Thomas Tuchel pero su nivel no está acorde al increíble temporadón colectivo que está haciendo el Chelsea. Sobre todo, por las sensaciones que está ofreciendo, que hablan de un delantero sin confianza y que marra todo lo que pasa por sus botas.

El alemán ha conseguido 11 tantos y 12 asistencias en lo que va de temporada, si sumamos sus encuentros entre FA Cup, EFL Cup, Premier y Champions League. Los datos no son malos, pero lo que sale de la expresión corporal del jugador sí. Y su encuentro ante el Real Madrid es una demostración más de que este Timo Werner tiene mucho más fútbol y goles en sus botas.

Últimas noticias

Comentarios recientes