Las tres razones del fracaso del Bayern Múnich en la Champions League

El Gigante de Baviera era el principal candidato a levantar la Orejona al finalizar la temporada pero no ha podido ante el poderío ofensivo de Neymar Jr y Kylian Mbappé

Las tres razones del fracaso europeo del Bayern Múnich Las tres razones del fracaso europeo del Bayern Múnich

El Bayern Múnich ha quedado eliminado de los Cuartos de final de la UEFA Champions League en manos del PSG y no podrá revalidar su título de campeón europeo esta temporada, quedando eliminado por primera vez de un campeonato de la mano de Hans-Dieter Flick.

El Gigante de Baviera era el principal candidato a levantar la Orejona al finalizar la temporada pero no ha podido ante el poderío ofensivo de Neymar Jr y Kylian Mbappé, quienes castigaron los errores defensivos alemanes durante los 180 minutos de la eliminatoria y se vengaron de lo que ocurrido en la final de la Champions League pasada.

La eliminación es un duro golpe para el Bayern Múnich, que ha perdido la oportunidad de mejorar lo que hizo el FC Barcelona de Pep Guardiola después de ganar el sextete y que no podrá hacerle sombra al record que consiguió el Real Marid con Zinedine Zidane al ganar tres Champions League de manera consecutiva.

En Fichajes.net hemos hecho un análisis de las razones por las que el Bayern Múnich no pudo pasar de los Cuartos de final de la Champions League ante un equipo con una defensa muy floja como el PSG y perdieron la oportunidad de seguir haciendo historia a nivel europeo. Un fracaso debido a que se esperaba que repitiera el título y ni siquiera pudo llegar a las semifinales.

Las tres claves del fracaso europeo del Bayern Múnich

-Defensa endeble: El Bayern Múnich tiene uno de los ataques más completos de Europa pero a nivel defensivo deja muchas dudas a nivel colectivo debido al alto riesgo que toman al posicionar a todas sus piezas en campo rival en ataque. Dejan muchos espacios para que el rival les pueda hacer daño en transiciones ofensivas, lo han hecho toda la temporada, pese a que no se notara ante los equipo inferiores, pero a la hora de enfrentarse a Neymar y Mbappé, han sufrido demasiado

-Mucho ruido y pocas nueces: El conjunto alemán generó muchas oportunidades de peligro en la eliminatoria: 44 tiros totales y 17 disparos al arco, pero solo pudo hacer tres goles en toda la eliminatoria. La baja de Robert Lewandowski fue un plus en este sentido pero cuando tienes uno de los mejores ataques del mundo, no puedes perder tantas oportunidades de cara al arco rival. Las áreas fueron el principal condicionante del conjunto alemán en la eliminatoria.

-Más empuje que dominio: El Bayern Múnich generó muchas más oportunidades que su rival y tuvo mucho más la pelota, pero nunca pudo dominar el partido en realidad. El PSG hizo daño cada vez que recuperaba la pelota y podía poner a correr a sus atacantes. El dominio de un partido viene de la mano con la capacidad de minimizar el talento de tu rival, y el Bayern Múnich nunca pudo detener a Neymar y Mbappé.

Últimas noticias

Comentarios recientes