Zinedine Zidane y la enfermedad de no rotar

El técnico blanco no ha realizado una buena rotación en su plantilla, uno de los motivos por los que últimamente suma más fracasos que éxitos

Zinedine Zidane y la enfermedad de no rotar "Foto: Defensa Central" Zinedine Zidane y la enfermedad de no rotar "Foto: Defensa Central"

El Real Madrid es uno de esos equipos que está acusando de manera más evidente la cuesta de enero. Eliminado de la Supercopa a las primeras de cambio y cayendo de forma muy prematura en la Copa del Rey de evidente menor entidad, las esperanzas del equipo blanco residen en que el Atlético de Madrid empiece a dejarse puntos en LaLiga o que, tal y como está el equipo ahora mismo, ocurra algún tipo de milagro divino en la Champions League. Pero... ¿por qué está el Real Madrid así? Muchos apuntan en sus análisis a la figura de Zinedine Zidane, y por supuesto que no les falta razón.

La gestión de la rotación de Zizou es sencillamente lamentable. Tras no haber dado oportunidades a jugadores como Martin Odegaard o Luka Jovic, los dos gestionaron su salida del Real Madrid en este mercado invernal y dejaron más debilitada que la temporada pasada la plantilla del conjunto blanco, con menos efectivos y en peor forma.

La enfermedad de no rotar

Zinedine Zidane quiere:

- No dar ni un minuto a algunos jugadores o sentar a otros que son titulares fijos

- Para que después, un día como el del Alcoyano, esos mismos futbolistas, denostados mentalmente y en baja forma física, sin ninguna motivación, le saque las castañas del fuego.

Es el caso de Lunin, de Mariano Díaz, de Álvaro Odriozola, de Marcelo, de Nacho Fernández... Futbolistas que después no pueden rendir tras no sentirse importantes durante meses y meses. Las rotaciones en el fútbol son tan antiguas como el hilo, y tan importantes como el fuego. Hacer caso omiso de ellas es tan peligroso que hasta un 2aB te puede quitar un título.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes