Análisis | Thomas Partey en el Arsenal de Mikel Arteta

El ghanés es el fichaje estrella del Arsenal en este mercado, debido a su calidad y encaje en el equipo. Lo analizamos.

Análisis | Thomas Partey en el Arsenal de Mikel Arteta Análisis | Thomas Partey en el Arsenal de Mikel Arteta

Thomas Partey se convirtió en el fichaje estrella del Arsenal para esta temporada. El volante ghanés fue una de las principales exigencias de Mikel Arteta desde que comenzó el mercado de fichajes y, después de tanto negociar e intentar buscar unas opciones más baratas, el conjunto londinense desembolsó la cláusula de recisión para hacerse con sus servicios. Una incorporación que, pese a no ser de las más rutilantes en cuanto a nombre o precio, tiene mucha coherencia teniendo en cuenta como encaja el jugador en el sistema de juego del entrenador español. Y esto es lo que vamos a analizar.

El ghanés, de 27 años de edad, es un volante de primera línea que se caracteriza por su toque de pelota y capacidad para organizar desde el pase. En la temporada pasada, y teniendo en cuenta que se desenvolvió en un equipo que no busca dominar el partido desde la posesión de manera constante y que no funcionó de manera optima a nivel colectivo, promedió 39 pases por partidos y una efectividad del 83% desde el pase en La Liga. Pero, en este comienzo de temporada, y con un Atlético de Madrid con otra intención, promedió 65 pases por partido y un 89% de efectividad desde el pase en tres partidos. Una mejor sustancial y que demuestra que tipo de jugador es.

Al mismo tiempo, Thomas Partey es un jugador que le entrega muchas variantes a su equipo en el inicio de la jugada porque, además de tener buen pase vertical para romper líneas, utiliza bien su cuerpo para salir de la marca, girar sobre su eje y poder ver la jugada de cara. Un automatismo que le viene de maravilla de Mikel Arteta, un entrenador que siempre busca generar ventajas desde el inicio de la jugada.

Cuenta con un pase filtrado capaz de conectar a sus compañeros en zonas más adelantadas. Siempre se encuentra bien posicionado, lo que influye en lo que hace con la pelota, pero también en lo que realiza en fases de recuperación. Es un jugador fuerte en los duelos individuales y sólido en defensa. El estar siempre bien posicionado le permite ser el sostén del equipo. Siempre pendiente para corregir en diferentes zonas.

En clave Arsenal de Mikel Arteta, Thomas Partey llega para ser volante central dentro del 3-4-3 que plantea el entrenador español. Pero también le puede dar la libertad de utilizar de manera constante el 4-3-3, al ser un jugador que interpreta de manera ideal la posición de pivote posicional. El ghanés le dará muchas variantes al Arsenal con la pelota. Tanto en el inicio de la pelota -para conseguir progresar por el carril central- como posicionado en campo rival, donde al conjunto londinense le está faltando calidad para abrir repliegues defensivos.

En el primer escalón, el Arsenal es un equipo que siempre busca salir por los costados con las variantes posicionales que le entregan sus laterales y volantes para intercambiar carriles y alturas. Thomas le dará ese mismo plus por dentro con su sola presencia en esa zona, recibiendo de espaldas y girando con agresividad para ver de cara la cancha y detectar de mejor manera los movimientos de sus compañeros entre líneas.

A nivel defensivo, Thomas ayudará al Arsenal a presionar mejor en campo rival, tanto por su capacidad para ocupar una posición en líneas adelantadas como al a hora de corregir en banda ante cualquier eventualidad.

Pese a que todavía tenemos que ver como se desarrolla en el equipo, Thomas Partey parece ser una pieza que encajará a la perfección en el sistema de juego de uno de los equipos ingleses que mejor ha comenzado en esta nueva temporada de la Premier League.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes